Seguidores

domingo, 30 de diciembre de 2012

RETRATO POST FIN DEL MUNDO (Relato)




“PADRE nuestro,
que estás en el Cielo,
santificado sea tu Nombre…

Cansado de viento y hora, de la uva rebosante en mi vena, luna desarmada por mil cauces negros, colinas agigantadas en lo tétrico… En esta madrugada, víspera de Nochebuena en Náralit, debería escucharse el primer canto trémulo de los gallos, la pena de por lo menos un perro o el desconcierto sin pasión de estos primos aulladores que hacen vida en el bosquecillo situado cerca de casa; y no pasa nadie por la acera frente a la institución vacía, excepto fantasmales siluetas, recipientes de alcoholes de desdichados, revueltos y perdidos en la vorágine con pedazos de latas herrumbradas de zinc, abrojos de los lotes baldíos, sombras de bolsas plásticas como globos aerostáticos remontando la locura, infortunado y atrevido pájaro que echó a volar movido por el búho del miedo, ora amasijo de plumas como un peluche maldito rodando por medio del pavimento…

…venga a nosotros tu Reino;
hágase tu voluntad
en la Tierra como en el Cielo…

…Es madre que reza de miedo en su celda; y en mí, la alegre y firme voz de Octavio amado, intacta en esta alma como silbante bala de cañón protocolar, el único aliento para enderezar mi esqueleto de este lecho: busco a tientas la luz ida, recurro al pinche cabo de vela para estas contingencias de oscuridad, la cerilla renuente a causa de la misma humedad que corroe por dentro a seres y cosas, huidos mis zapatos huérfanos de pies hermanos, desbocados herrajes trotando por el limbo de la habitación, extraviados de su andar usual por caminos de los claros días…

…Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos…

…y en el radio de baterías moribundas el gran Elvis canta "Blue Crhismas” como si nada pasara; no hace el frio del norte que está matando a pobres y a desamparados en la nación más rica del planeta, pero tirita cada hueso, pensamiento, y los retratos ciegos de las paredes desde donde queridos seres idos no dan crédito a tamaña muerte en sus vivos. El estómago no ofrece tregua por ser tan mala esta hora: reclama su mendrugo matinal con café imposible a falta de lumbre; alguna pareja hará el amor para sobrevivir en medio de lo absurdo, todo esto a pocas horas después del mundo sin fin…

…a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal…

…cogido del espanto e inminente sensación de la Parca, cónyuge contigua proponiéndosele a mi ahora retráctil cosa espeluznada: hago las del loco y me echo la manta como un infeliz al margen de todo lo que es vida, finjo una pequeña muerte para ahorrarme su beso negro fatal porque esta gran puta cobra con la vida, birlar a sus ojos fosforescentes que, como si se tratara de un negro paño, ya asen las cuatro esquinas de esta alma poeta torturada. Bebo disimuladamente vino de la botella con un canuto… Pasan interminables minutos hasta que un pájaro logra emitir el primer tímido chirrido del alba… Confío, como siempre confío, una vez más la gran estrella nos impulse desde el único oro que conozco digno de alabanza… y un reguero de luz asomará por el monte.

…AMÉN”.

****

“Náralit”, 23 de diciembre de 2012.

Del libro inédito de cuentos y relatos “La marca”, este último cuento, también autobiográfico como casi todos mis poemas y cuentos, escrito y publicado hace unos días.

Ilustración: mi pequeño hijo Octavio García Sánchez, hace un año. El próximo 6 de febrero cumplirá cuatro años. A pesar de no casarme ni dejarme cazar, también la Vida ha rendido y alabado a este mortal: tengo un hijo, Fernando García Rodríguez, de 27 años quien me hizo abuelo a los 43 de Fernandito, de tres años, y mi otro hijo Jay García Herrera, de 17, que los hace ahora el 29 de diciembre (éste muy parecido a Octavito a pesar de ser de distinta madre mis tres vástagos).
Retrato en blanco y negro hecho por el publicista Mauricio Delgado, al encontrarse a Nidia y a mi hijo Octavio en un turno en Tilarán, por lo que es muy natural la imagen, y no de estudio
.

12 comentarios:

María Bote dijo...

La narración es impresionante y tu pequeño hijo, precioso.

Tres hijos y un nieto ¡qué suerte! cuatro luces resplandecientes que alumbran tus senderos, amigo POETA, Fran.

Felicidades y un abrazo. María

Diana Profilio dijo...

Entrañable relato, querido Frank...

Te deseo TODO lo mejor para el nuevo año y vaya este fuerte abrazo para ti!!!!!!!!!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima poetisa María Bote:

Muchas gracias por tu lectura y buenos pensamientos!

Feliz Año,

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

FRANK RUFFINO dijo...

Escritora y pintora Diana Profilio:

Un gusto recibirte por aquí. Agradezco tu lectura.

Feliz Año,

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

Poema: "La incógnita" dijo...

Blog "Destellos" de la poetisa amiga María Bote.

Blog de Diana Profilio dijo...

Poetisa Diana Profilio.

Jessika dijo...

La Marca extraordinaria, y este relato de la fiel realidad igual es rico en imágen y decir.

***Abrazos. Feliz año 2013, que te siga trayendo la vida muchas letras, e inspiración de sobra.

Mercedes Ridocci dijo...

Esta oración, a pesar de las sombras, espera la luz.

Un abrazo.

Wílliam Venegas dijo...

Vea usted, Frank, la forma es prosa, pero usted mantiene el preciosismo lírico que le es tan natural, pero en este caso vale, porque es expresión de sentimientos, no importa si prosa o verso, no es cuento (narración) como en La Marca.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias poetisa Jéssica Varela por tu lectura y opinión.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

FRANK RUFFINO dijo...

Bienvenida en este nuevo año escritora amiga Mercedes Ridocci.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

FRANK RUFFINO dijo...

Bien camarada William, también bienvenida su opinión.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

FEEDJIT Live Traffic Feed