Seguidores

lunes, 14 de noviembre de 2011

© Las aves te creen un dios sin mirada

                                                      El escritor Alexánder Obando Bolaños


a Alexánder Obando

Las aves te creen un dios sin mirada
pero que espanta donde
se encorvan los hombres
a hacer sus milagros.
Hay en ti algo de vela dormida,
veleta cruz inmóvil,
pero si los volados supieran
que eres el señor más bueno
de tantas semillas,
si supieran que pueden
hasta anidar en tus bolsillos secretos
y hacer atalaya de tus brazos
hacia acá y allá en horizontes,
si supieran tu boca enmudecida
y tus manos sin respuesta
y tus pies imposibles,
entonces el hombre te cogería
por tus retazos y te echaría de su trigo
y él mismo extendería sus brazos
hasta ser el dios incomprensible del espanto!


***

(Del libro ©"Fingida lágrima", Editorial Sociedad Editora Alquimia 2000, 2003).

27 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Si, Frank, así actúa el hombre.
Me ha gustado mucho este poema, es una delicia.

Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa Ananda Nilayán (Verónica):

Gracias coterránea mía. Ya hace frío por nuestra Patria común. Jolines: aquí está rico el tiempo: viento y lluvia, clima fresco.

Agradezco tu opinión. Puedes visitar a este escritor tico-gringo en su bitácora electrónica literaria: "El más violento paraíso", como se titula una de sus novelas célebres.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

P.D. Hay gente que se espeluzna con mi sentido premonitorio. El supersticioso poeta Jorge Charpentier me tenía miedo. A Alex le dije ocho meses antes que entraría con alfombra roja al Teatro Nacional. Ganó el premio Nacional de Poesía con "Ángeles para suicidas", de Editorial Lanzallamas.

FRANK RUFFINO dijo...

...me tenía miedo Charpentier porque un día le dije en la cantina que se iba a morir. Solo tres meses pudo rumiar mi pronóstico. Queda "Fingida lágrima". Ahí hay dos poemas que le quitaron el sueño. Paz a sus restos.

Yami dijo...

"si supieran que pueden
hasta anidar en tus bolsillos secretos
y hacer atalaya de tus brazos", que lindo me encantó. Un abrazo ^_^

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias Yami por leer y destacar esos versos!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Amigos y amigas de este espacio: les comparto este comentario mío dejado en el célebre blog "La huella del ojo".

Su majestad, Willianson I, Rey de la Crítica en Tiquicia y más allá:

"Y la burra vuelve al maíz", como bien dice un gran poeta gringo-mexicano amigo mío de tu edad al ensoparse en alcohol. Así sucedió ayer conmigo. Fui al bar Tilawa (la cantina tradicional del pueblo. A 1100 la birra con boca incluida. Queda detrás de la Catedral de Tilarán) y el dueño cumplía 73, don Pedro Conejo, el mejor cazador de todos los tiempos en "Näralit", mejor que el mismísimo Joaquín "matatigres" Murillo que es de aquí de Tila y vive en Tibás, donde es dueño de unos canjilones en los que vive (tajo). Pues bien, llegó un mariachi de tres. El señor Conejo siempre ha sido muy bueno conmigo desde mis tiempos de exitoso pescador en la laguna de Arenal (era un pescador de respeto, ahora solo "pesco" metáforas del aire). No podía fallar con su deferencia de siempre hacia mí, y buenas piezas (a 1000 cañas c/u) le regalé de cumpleaños, como 10, o sea, me gasté hasta la platilla que tenía para comprar "picaritas" y confites el lunes. Yo sí que "me comí la plata en confites". De lo último que me acuerdo en esa cantina es que bailaba sobre una mesa la danza del vientre versión masculina y unas doñas me aplaudían a más no poder. También declamé a todo pulmón, gritando como un energúmeno (porque a cada rato me decían que bajara el "volumen") poemas de Rubén Darío: "La calumnia", "Yo persigo una forma", "Margarita, está linda la mar" y "Vuelo supremo", de otro modernita: Julián Marchena. También "Primero un albor trémulo y vago", del romanticón de Gustavo Adolfo Bécquer y algunos otros del superrealista de César Vallejo: "Los heraldos negros", "Me moriré en París con aguacero", y "Su majestad el tiempo", del modernita Julio Herrera y Reissig. No declamo nada mío porque no hay sonoridad en mis "versos", no se prestan, solo para leer (aunque tengo mucha rima y música escondida por ahí, prefiero ubicar mi obra como antipoética).
Lo de la danza del vientre versión Rasputín Ruffino: nada pasó más allá del buen humor y la payasada mía: le soy fiel a Jessi, ella ya sabe mi alter ego (el Frank disoluto).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

P.D. Terrible: creo voy otra vez pa' la cantina, aunque no esa, porque la cierran los domingos: ahora visito la cantina de Ñor Hugo (Soda y bar "El Parque", donde cené con Jessi hace tres semanas).

Daniel Quirós-Cruz dijo...

Poeta y amiga Frank:

Hermoso texto, no solo por demostrar, como de costumbre, tu particular talento para expresar imágenes y emociones, sino también por tratar de un amigo y mentor (aunque quizás en este último aspecto Alex vaya a rechazar esa responsabilidad y negar cualquier influencia, jajaja).

Puedo afirmarlo sin duda, hay pocas personas cuya amistad me haya incitado a buscar mi propio camino en esto de la literatura. Alex es una de ellas. Un toro viejo, sabio y divino, de una época perdida en el tiempo y pletórica de bacanales, así lo representaría.

Hace un tiempo, y motivo de esa admiración que le tengo, sobre todo por esa desfachatez y "valiverguismo" con la que se expresa en sus entradas del blog, y en los comentarios que él hacía en una red social de la web (a la que ya no pertenezco), le dediqué un poema. "Minotauro" se llama, y podés encontrarlo en mi blog. Dos versiones de Alex, la tuya y la mía, que no son tan contrapuestas.

---

A propósito, leí en el comentario de contestación a Verónica, que tenés capacidad para efectuar vaticinios. Me entró muchísima curiosidad, jajaja. Si algún día tenés una epifanía sobre este servidor, no dudés en expresarmela.

Un abrazo a la distancia geográfica, pero en la cercanía espiritual, poeta,

Daniel.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo poeta Daniel Quirós-Cruz:

Jo: no sabía de tu inmensa admiración por mi amigo el escritor Alexánder Obando. Expresas muy bien las cosas. Ahora por la noche regreso otra vez a este cibercafé y con mucha atención y curiosidad leeré "Minotauro". Alexánder es uno de los tipos más valientes que he conocido. Tendrá mi admiración por siempre y mi humilde poesía a su disposición.

Bueno, amigo, no trato de vaticinar nada: solo llegan a mí sensaciones, imágenes... y saco conclusiones sobre los hechos. Pero esto no es siempre pues me encanta la incertidumbre de la vida: sería muy aburrido saber el sino de gentes y cosas. Claro, imagina: si fuera infalible con los hechos futuros asestaría el gordo navideño todos los años y saldría este vate de la estrechez económica. He soñado con números. Hace unos años me vi transitando por la llamada "Calle de la amargura" y contemplé en una tapia en letras rojas el número 68. Pegué algún dinero, y por partida triple: mi ex novia Nidia -madre de mi hijo Octavio- también y su sobrino, a los cuales convencí de apostar por ese número.

Mas sin duda: si algo "llega" respecto a vos, pues sería el primero en anunciarte cosas.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

...Daniel: otro día soñé estaba frente a una fuente y en su fondo había tres lentejas. Me devanaba los sesos pensando en cómo sacar las tres semillitas al mismo tiempo. Sentí una sombra a mi lado: un viejo chamán me daba un guacal (una especie de vasija hecha con un fruto parecido a un coco). Solo metí el recipiente y las absorbí. Compré el 03 y gané la lotería. Lástima, pero sin la serie. Esa vez pegué 18.000 colones y salí a todo tren para la cantina donde invité a medio mundo.

Abrazos,
Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Y algo aún sin explicación: cuando enfermé de cáncer en 2003, durante las quimios empecé a ver ángeles por todos lados. Soy ateo, pero creo en los espíritus como el que más. Estaban encima de mí, atrás, a los lados. Eran señores venerables y de misteriosos ojos incandescentes que me infundían energía al punto que he sufrido más por un resfriado que por el "Linfoma No Hotking" que me sacaron de la parte derecha del cuello. Estuve fuerte, hasta tomaba licor y hacía fuertes ejercicios. Nunca me interné: preferí operarme privadamente y con anestisia local. Soy muy mulo. Luego me fui para la casa bajo la lluvia. Pasé un mes que me pegaba la papada al pecho y con un hilito perenne de agua-sangre que me salía de la herida. Así iba a tomar licor y llegaba a mi apartamento hecho un cristo de empapado a medianoche. No pensaba que iba a morir, nunca lo pensé ni me deprimí. Ahí me di cuenta de mi fortaleza mental, espiritual y física.

Daniel Quirós-Cruz dijo...

Querido poeta y amigo Frank,

Pues si, el Alex es también mi amigo, aunque el no recuerdo todavía donde fue que me conoció, jajaja, ahí en algún momento lo actualizo.

Por cierto, ¡yo sé lo que es un guacal!, jajaja, cuantas veces no me habré bañado en la niñez con uno de esos en una quebrada que pasa por el pueblo de Santa Ana, en Belén, del cantón guanacasteco de Carrillo. Allí vive una parte de mi familia. Guacal, jícara...lo mismo da, instrumento utilísimo de nuestros antecesores que aún hoy no ha caído en desuso en ciertas zonas rurales mesoamericanas.

Ahora bien respecto a lo que hiciste con el premio tendré que amonestarte muy severamente y decir que...nahhhh, en realidad yo hubiera hecho lo mismo. Pocas cosas son tan gratificantes como una buena conversación de cantina (o en su defecto, en sala o corredor de casa) sazonada con cantidades exhorbitantes de licor. Ya lo decía el Rey, don Jose Alfredo Jimenez, la quintaesencia de la música ranchera: "que se me acabe la vida frente a una copa de vino". De vino, cerveza, mezcal, pulque, aguardiente, cachaça, chicha, ron, whisky...de lo que sea con sea espirituoso.

En este momento, mi muy estimado, me estoy abriendo una botella de vino "patero", un vino barato argentino elaborado, como su nombre lo señala, al machacarlo con los pies. Brindaré por mis amigos en la poesía; entre otros, por vos, por Alex, por Soren, y hasta por mi mismo, para que se vea bien borracho!

No sabía que tenías el honor de ser amigo de Chavela, ella es una gran inspiración para mí, alguien que siempre admiraré y con que me sentiré muy identificado por siempre. Por ahí leí que eras vecino de ella en San Joaquín... eso implica que eras mi vecino, yo soy originario de Río Segundo, Alajuela, el pueblo de al lado.

Abrazos y brindis de vino desde el cono sur!

Daniel.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo amigo poeta Daniel:

Vengo de tu bitácora literaria. Sorprendido de tus bellas e inteligentes palabras poéticas, hechas a la medida de un gran escritor costarricense, que desafortunadamente radica en California, lejos de su país y gente que ama.

Dos poemas: el tuyo y el mío que destacan las virtudes de un gran hombre, poeta y escritor. Aquí ganamos todos: felicidades a los dos!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verderas,

Frank Ruffino.

Jeca dijo...

Estimado Frank.

Lo que tu poema me trasmite es que en la debilidad recae la fuerza de lo que somos, logrando descubrirnos en todas nuestras facetas.

Hermoso

PD. Tu que visitas mi blog para ver nueva entrada ya está lista. En esa cantina el pescado no es de chuparse los dedos, el café si estuvo mejor (incluso que tu cerveza)

Y esa habilidad de predecir no te la conocía!

BESOS

FRANK RUFFINO dijo...

Amigo Daniel:

Jolines, sos tico!

Lo de Chavela Vargas es una historia muy bonita. En mi primer libro "Diablos alucinados" saqué cuatro poemarios, uno de ellos se titula Quetzalcóatl-Padre, un desdoblamiento literario, como si Chavela dijera esos versos. Fue un poemario calificado de raro. La gente de San Joaquín brincaba sobre mi libro de la furia de haberme atrevido a tanto. Ya sabes: aquí muchos ticos no quieren a Chavela ni pintada. Esto porque ella es sincera y dice la verdad aunque le caiga mal a todo mundo.

Te pegó enlace para que leas varios poemas que llamo "chavelinos" de ese libro:

http://poetafrankruffino.blogspot.com/2010/12/homenaje-poetico-chavela-vargas-del.html

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Jessita querida noviecita mía:

Pues, voy pa' ya. Gracias por tu opinión.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Jeca dijo...

Y como cuentas que ayer te fuiste de noche poética al bar, yo también le doy a la danza del vientre (por si quieres triplicar tus 10 mil)

FRANK RUFFINO dijo...

Jajaja! Voy al Messenger haber si te pillo.

Abrazos,
Frank Ruffino.

Alexánder Obando dijo...

Queridos Frank y Daniel. He disfrutado mucho de ambos poemas como igualmente disfruto de su amistad. Y Daniel, no te preocupés: el hecho que no recuerde dónde nos conocimos no disminuye en nada mi afecto fraterno por vos.

Frank, este poema me trae problemas pues me gusta mucho y más de uno pensará que es por vanidad. Pero no. Es un buen poema. Conmedido y bien elaborado en su estructura.

Gracias a ambos por su fraterna amistad. Casi siento no merecerla.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo Escritor Alexánder amigo:

Gracias por venir a agradecer este humilde gesto e incluir al poeta Daniel, otro gran amigo de este espacio.

Lo de la vanidad es bueno y natural: somos humanos, aunque sé en este caso tú más bien te sientes aceptado y respetado como persona y escritor, bien te lo has ganado! Y si algún día "pecas" con la Vanidad, pues también te mereces experimentarla.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Mercedes Vendramini dijo...

Bellísimo poema!

Mis saludos!

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias estimada Mercedes. Tiempo de no saber de ti.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Daniel Quirós-Cruz dijo...

Amigos Frank y Alex,

He ahí al Hombre, ¡al toro sagrado! Ahora que lo pienso Alex puede ser algo así como el avatar moderno de Serapis, el dios sincrético egipcio-helénico representado como un hombre harto barbudo (¡igualito que vos, Alex!) y cuya versión original, Apis, era de características netamente bovinas.

Serapis, por otro lado, era el dios patrono y tutelar de la ciudad de Alejandría que como todos saben era donde se encontraba la famosa biblioteca de la antigüedad. Una razón más para relacionarlo con Alex.

Y por ser pagano y sincrético, es menester que, como bien lo afirma Frank, tengás merecida la vanidad de vez en vez, Alex, aún y cuando seas portador de una modestia desbordante.

Un abrazo grande, grandísimo, a ambos desde este enclave pseudo-europeo en Latinoamerica que es Buenos Aires.

Daniel.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Poeta amigo Daniel Quirós-Cruz:

Totalmente das en el blanco al describir esa estatura mítica que no solo tú y yo le acreditamos a Alex. Él, en parte, es reunión de esas fuentes que nombras, por ello un día de estos le dije en un comentario en su blog: "eres un cabronazo místico!".

Daniel: ya que me has enterado de que sos casi de "Náralit", bueno, que tienes familia en un cantón cercano de este Guanacaste, y haberme dicho ser oriundo de Río Segundo de Alajuela, muy cerquita de San Joaquín de Flores, qué haces tú en tierras de Carlitos Gardel, y tan lejos de la Tiquicia que pareces amar y añorar mucho?

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Daniel Quirós-Cruz dijo...

Querido poeta Frank,

Pues te soy franco, soy todo menos nacionalista. No puedo concebir a Costa Rica como un Estado, de hecho soy romántico y nostálgico (quitandole, por supuesto, el lastre monárquico) del Primer Imperio Méxicano, cuando nuestro país era inmenso y tenía como límites la tierra tica que nos vió nacer, al sur, y los territorios mexicanos usurpados luego por la potencia expansionista gringa, al norte. Por eso siempre reivindico que soy mesoamericano en primer lugar, centroamericano en segundo, y que si, nací en esa provincia llamada Costa Rica. Es decir, amo a mi tierra, pero mi tierra es Mesoamerica, y a partir de ahí amo cada una de sus localidades, con frenesí y ahínco.

Si respecta específicamente a Costa Rica me siento mucho más ligado al área de Guanacaste en lo cultural que al valle central, que me genera emociones encontradas. Lo anterior es debido a la misma razón expuesta en el párrafo precedente. Si lees mis poemas hay varias reminiscencias de ello. Por ejemplo, soy ateo, pero considero tener una espiritualidad asociada a la figura de Tezcatlipoca, o sea, al aspecto de la contradicción y complejidad del universo.

Y pues estas tierras gauchas son mi nuevo hogar ahora, porque estoy estudiando cinematografía acá. Al menos eso será por unos años más, ya luego decidiré adonde voy, según las oportunidades profesionales. De cualquier manera quiero implementar algunos proyectos audiovisuales, gráficos y literarios ligados a Guanacaste y a Nicaragua, así que de seguro estaré yendo por esos lares en más de una ocasión.

Te invito a darte una vuelta cada vez que querás por el zenit onírico, y leer un poco, así conocerás un poco más de mi cosmovisión y afinidades.

Abrazos grandes desde el cono sur amigo poeta,

Daniel.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Poeta:

Bien te sitúes y nos sitúes como corresponde: Mesoamérica. Lástima Costa Rica siga siendo uns provincia (en lo político, económico), pero una de los gringos, y no de aquellas grandes raíces precolombinas que llegaron, como bien apuntas, a conformar un extenso imperio nuestro.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

sOren vargAs dijo...

Hermoso poema, amigo, para otro gran amigo. Titanes ambos, y dulces como el pan.

Daniel Quirós-Cruz dijo...

¡La fuerza del pirucho! que este blog es un aquelarre de alta literatura y amigos entrañables. Solo faltaba el Soren para hacerla completa y he aquí al hijo pródigo e ilustre de Liberia.

Frank, te he respondido este último mensaje en mi blog, ya que también me lo pasaste por allá.

Solo me resta decir: ¡que bueno sería ir a tomar guaro con ustedes!

Abrazos a todos, poetas,

Daniel.

FEEDJIT Live Traffic Feed