Seguidores

martes, 20 de septiembre de 2011

© Tránsito de muertos en vida




Tránsito de muertos en vida

a Soren Vargas

Todos estos muertos engreídos
de quijadas con mueca de eternas,
tránsito de ciegos
por la acera,
o arriba, en ese avión
que pasa ahora mismo
a diez mil metros
sobre el tejado de casa,
acomodados ellos en sus asientos
de primera clase,
ordenando vino, coñac o whisky,
mirando la televisión
para no olvidarse
cómo es el mundo de los de abajo,
y de vez en vez
los hombres fantaseando
con el culo de la azafata
o las señoras con el joven
capitán de piloto
que seguro igual va medio beodo;
y yo, otro de los zombis,
de los de “piso e’ tierra”
(como decimos aquí),
mirándolos o percibiéndolos
en sus afanes
que en su mayoría
no guardan sentido,
ese ir y venir de tiovivo:
vertiginosos homínidos atrapados
por esa energía ilusoria
de capturar y poseer cosas,
mayormente innecesarias.

El viejo abogado rollizo y gritón
que todos los días
pasa frente a mi tiendita; a su lado,
como elemento estrictamente decorativo,
la pobre esposa ojerosa y obnubilada
a falta de ilusión verdadera,
presa de un acuerdo efímero
solo rubricado en el papel,
el papel que se moja
y tira al cesto de la basura,
ella, que entregó su vida
sin nada a cambio:
juventud, genuina belleza
y bondad, ideales…
mas ahora, a sus cuarenta
(nuestra mejor modelo
de muerta en vida)
cree ya es muy tarde
para dar marcha atrás,
así finge estar muy complacida
en ser la señora
de un poderoso abogado,
y se lo llega a creer
durante buena parte del día,
durante la mayor parte
de dos décadas
en sima de hastío y soledad.

Nosotros los muertos
(pero también van delicados fetos,
niños, perros, jovencitas,
loros, gallinazos,
incalculable suma
de insectos y seres marinos…),
los muertos que seremos
todos en definitiva para el 2111,
relevados ya por carne fresca
y tal vez más sensata;
de seguro mucho antes
se referirán a nosotros como
la pobre gente del pasado,
y exista nuestro nombre,
si acaso, únicamente consignado
en una maltrecha lápida
perdida entre el montazal:
de los que compraron
su otra media muerte
para seguir figurando,
también con menos sentido
que cuando tenían
cierta libertad de movimiento.

Pero cómo van ahora
estos muertos bulliciosos y vanos,
pendientes de sus teléfonos móviles,
aparato y persona fundidos
en un solo ser autista:
sin mirarme, sin percatarse
de este ejemplar hispánico:
galgo melancólico
a falta del hueso de sus sueños,
de las curiosas palomas de castilla
arriba de nuestras calaveras,
posadas en el tendido eléctrico
mirando sin comprender
un loco mundo bajo sus alas
(sus fríos picos ansiosos nada más
de elementales y buenas semillas);
de esa viejecita tratando de abordar
un transporte no identificado,
y ni chofer ni transeúntes despistados
le abren la portezuela del coche,
al fin logra su cometido
y aún sin acomodarse la anciana
en el asiento, este vándalo
sale a toda marcha
pegándole a la bocina,
desalmado porteador
con licencia para espeluznar
y hasta para vivir,
tratando de disminuir
los tiempos y lucrar más
con las pobres ánimas que merecen
un poco de respeto y consideración,
si por ellas come
y juega a ser.

Y de los muertos conductores,
pues… ¿qué les digo?
Son, en definitiva, más temerarios
que las otras tribus de difuntos,
de las de a pie,
de las de bicicleta,
de las del autobús
o incluso del colectivo
esquizoide de los motociclistas
(que son los más dignos de lástima
e igual de llevarlos al paredón)…
Acelerados esqueletos
aferrados a una rueda
pavoneándose
por la marca del coche,
qué orgullo manejar tan bien
y velozmente en las mismas narices
de esos infelices de a pie,
llegar primero que ellos
a destino, qué juguete este
de auto complacencia aunque deba
media muerte al banco!

Todos estos muertos engreídos
de quijadas con mueca de eternas
en tránsito de ciegos…
                                    

***

"Tránsito de muertos en vida”. Pincelada de la tarde del 14 setiembre de 2011 en Náralit. Del texto inédito “Náralit” (Poemas y Antipoemas).

28 comentarios:

sedemiuqse dijo...

A veces soñamos que estamos vivos
otras creemos vivir y soñamos para huir de las cadenas que hemos inventado.
Debe ser muy difícil lanzarse al mar sin salvavidas.

El miedo a perder lo que se cree que se tiene hace estragos en el humano.

Me ha gustado mucho.

Besos y amor
je

Silvia Meishi dijo...

Arriba o abajo, muertos o vivos, todos corremos en la misma dirección, pero si estamos muertos en vida, la carrera se hará más difícil...
Me ha encantado esta "pincelada". Una gran descripción de lo que hay a nuestro alrededor.

Un abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Poetisa y Pintora Carmen Molins:

Los has dicho claramente. Gracias por filosofar acerca de este tema que planteo en este texto mío.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga escritora Silvia Meishi:

Por supuesto, y son tan alienados que ni siquiera hacen conciencia de sus pobres e inútiles días de parásitos, porque dependen económicamente, emocionalmente... de su pareja o "benefactor". Son como los cerdos o animales de granja: con un poco de concentrado, yerba o maíz tienen, y no ven más allá de sus narices.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Marvin Rodríguez dijo...

mucho zombie hay en la calle, todo el mundo está medio muerto, ojalá estuviesen medio vivos.
Slds Ruffino!

FRANK RUFFINO dijo...

Camarada Marvin:

Un gusto desciendas a éste, mi infierno para ver por dónde andan los tiros, mis tiros del alma: soy un triste cuervo que de repertorio solo sabe graznar al viento. Gracias por tu visita!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffio.

Wílliam Venegas dijo...

Puñeta, qué bien estás trabajando los conceptos, amigo Ruffino.
Hubiera preferido que, en lugar de un "que les digo!" que usted escribe, de manera admirativa, fuera de manera interrogativa: ¿qué les digo?

Frank, tienes que venir a mi blog para que leas a Casandra y a Gladys en pelea con Andrés Sáenz. Casandra dice que Sáenz la piropeaba.

Por cierto, ayer pasé por La Embajada.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias estimadísimo William amigo. Vine muy rápido a este cibercafé, pero mañana me empapo del asunto polémico en tu blog de estas dos damas contra Andrés. Por la prepo "con" me doy cuenta pelean "contra" no "por". Jolines: Andrés las va a pulverizar (jajaja! Bromas). Pero deben alistar buen fuego de artillería si desean derrotar al susudicho colega tuyo.

abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

MA dijo...

Hola Frank entro por primera vez a tu blog y me quedo con tu permiso de seguidora.Te imvito a visitar mi blog si te gusta su contenido puedes seguirme al igual que yo los post. Mil gracias.

Me gusta tu pluma es firme segura con fuerza de poeta vivo y como escribes con ella sin pelos en la lengua, verdades como puños.

Un fraternal abrazo de MA.

MA dijo...

La sociedad esta llena de seres vivos y muertos en vida,por todas partes se ven.
Algunos viven en jaula con puertas abiertas y no saben volar,son dependientes,tienen miedo de buscar su propia libertad de seres libres e independientes, se cortan las alas ellos mismos.

Un fraternal abrazo de MA .

Rembrandt dijo...

Mi estimado Frank,
tus palabras constituyen una visión muy realista y acertada del mundo que nos rodea. Gran parte de la sociedad ha ido perdiendo valores esenciales en pos de una carrera que no se sabe bien hacia dónde conduce. El consumismo debe ser uno de los vehículos (no el único) que más ha contribuido a la situación actual. El tema está en llegar primero, aunque no se tenga certeza de, adonde?
Podemos mejorar? Quiero pensar que sí. Mirando hacia dentro y no tanto hacia afuera podría ser un buen comienzo.
O será una utopía?

Besos y un placer leerlo amigo mío, Ud. me ha llevado a la reflexión una vez más.
REM

Jeca dijo...

Bonita manera hablar de los 'difuntos' vivos: Zombis carroñeros.

Volví a la blog esfera con nueva entrada, visitala, luego no digas que no te invité.

Chaito! feliz fin de semana

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada MA:

Pues bienvenida a este sitio más de certezas que de palabritas bonitas para quedarle bien a todo mundo.

Claro! Iré por tu espacio mañana sábado, que tengo un poco más de tiempo para desplazarme a este cibercafé.

Agradezco tu reflexión, producto de mis humildes líneas

Abrazos fratenos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Rem amiga:

No debemos correr tanto como individuos: observemos la vida de las abejas y aprendamos de esa mística colectiva: la humanidad en cierta forma es una colmena, pero una colmena en donde cada quien egoístamente hace lo que le venga en gana. Nos hemos convertido en una jauría con rabia, nos autodestruimos rápidamente. El sistema económico mundial solo propicia esta lucha y extiende la brecha entre los que tienen y los que no. Este tema da para mucho. Hay que abolir religiones también, y empezar a construir con Madre Natura en su altar supremo, como única entidad de la que formamos parte: no estamos en ninguna cúspide, no somos únicos ni especiales hasta que demostremos lo contrario y restituyamos este planeta a su antiguo esplendor, cuando era un paraíso natural.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Jeca:

Gracias por tu opinión.

Mañana con más tiempo iré por tu espacio.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

ah.........Rem: buen cambio de tu foto de perfil!

MarianGardi dijo...

Frank, has definido muy bien lo que son los zombis. Ahora necesitarías definir a los vivos de aquí y ahora.
Todo lo que dice tu confesión es evidente por ello me gusta.
Un abrazo y espero hayas pasado un buen verano.
Besos querido Frank

Jeca dijo...

Estimado Frank
Volví para seguir tu tránsito hacia la 'muerte'. Pues si nacemos y lastimosamente no venimos equipados con 'paracaidas', ni con 'filtros' para mirar el quemante sol. La muerte es solo una de las consecuencias de haber vivido. Ella sabiamente empareja al final nuestra especie humana no importa si fuiste pobre, rico, exitoso, o mediocre, todos llegamos a morir. Y ciertamente como dices hay quienes viven y ya están 'muertos', o viven para 'matar' o 'matarse' (literalmente). Sociedades de zombis que desaprovechan talentos, o que echan a perder a la juventud, a la niñez, con sus sistemas podridos que se niegan abandonar.

Me encanta como cuentas las cosas que vives a tu alrededor (ahora si entré a leer)

Yo de jovencita quería ser azafata, creo que era una forma inconsciente de querer sentirme en las alturas, ya ves, pero preferí quedarme en tierra (con el periodismo)Jajaja

Abrazos! fraternos, como siempre

Soren Vargas dijo...

Don Frank. Le agradezco profundamente esta dedicatoria, y disculpo mi demora debido a horribles encargos para, precisamente, gente como la de nuestro poema. Yo también me enfrento a esta realidad hostil de carniceros mercantiles, que quieren mi último suspiro a cambio de paraísos que siempre están más allá de la vida. Pero doy batalla como un ser digno. Sabrá usted lo que aumenta mi vergüenza, abstraerme de espacios tan preciosos como este. Pero también mi gusto porque que en este despiadado sistema, fundamentado en la locura y el ego, pueda acceder a estos oasis de lucidez.

Ha escrito usted uno de los poemas más completos que yo recuerde. Su unidad temática me coloca en una realidad inevasiva, intangible en medio del caos y la confusión de las lenguas, pero anudada y aprehensible a través del poeta, con el encanto y la complejidad de una lírica orquestal, directa, y conscientemente humanista. Porque los significados los seguimos anudando en el quehacer del lenguaje. Les seguimos dando brillo, forma y materia.

Arranca la primera estrofa y ya es lapidante, filosófica, verdadera. Y el tema de la mujer y el matrimonio. Qué represión social, cuánto sacrificio innecesario nos ponen nuestras instituciones, y que nos repetimos a nosotros mismos hasta que nuestras neuronas vomitan la libertad. En todas nuestras esferas vitales sentimos la contaminación de las leyes irracionales. El estatus, el acumular, la imagen, lo fulminantemente etéreo y banal; los ídolos imaginarios, nuestra perdición. Todo es desoxigenación, y los bancos mundiales son bancos de nuestra sangre.

Y esa gran reflexión desde la muerte, desde la banalidad que cobra la prisa por llegar a ser polvo sagrado (como el excremento). La vida se va como un río incontemplable. Preferimos ir en los rápidos, acelerarnos a la caída, porque a este mundo antepone la intensidad sobre la belleza, lo nuevo sobre lo perdurable. Hemos llegado a considerarnos basura. Qué triste... El loor a los números y el desdén por lo esencial nos ha vuelto invisible lo sagrado, nuestro propio respeto: la salud, la hermandad. Y por supuesto, el amor.

Recibe usted mi más sincero abrazo. Sepa que seguimos el mismo camino, las mismas preocupaciones, y quizás, los mismos dilemas.

Katmarce dijo...

Hola Frank:

En este poema dejas ver a sus anchas tu alma socialista. Me imagino perfectamente a esos muertos engreídos de los que hablas, que se pierden en una sociedad consumista y olvidan lo esencial de la vida.

Un abrazo, amigo poeta, y recuerda visitar mi submarino de vez en cuando.

Katmarce--
submarinopimienta.blogspot.com

Cianca06 dijo...

Me llama la atencion de sobremanera este texto. Me agrada mucho. La lucha contra la esquematizacion captalista de hoy en dia, buscando afrontar la rutina que sin duda ha asesinado nuestra consciencia.
Saludos y si gusta puede revisar mi blog:
http://elesperopio.blogspot.com/

Ananda Nilayán dijo...

Ni querido Frank, acabo de llegar de viaje y me he encontrado esta maravilla.
Qué decirte??? Que como muerta en vida puedo asegurar que dices verdades como puños. El miedo nos paraliza y entonces viene todo lo demás que nos acorrala, la gran mentira para sobrevivir al terror de enfrentar(nos) y total... para el 2111 ya todos seremos polvo en el olvido, así que, que nos quiten lo bailao pese a la mortandad que arrastramos precozmente.

Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Escritora y Poetisa MarianGardi:

Amiga mía! Tiempo de no saber de ti (ando perdidillo de internet, soy yo el ausente).

Bueno, me refiero a los vivos "zombificados" por el consumismo y la rutina absurda de este mundo nuestro.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Amica Jeca:

Linda reflexión haces de ese humilde texto mío que solo pretende "pintar" mi alrededor, ahí, yo, sentado en el banco azul de mi pulperiílla mirando un mundo trastornado. Agradezco tus palabras.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo amigo Soren:

En parte voy pagando la deuda contigo por tu "trabajo" de destacar una foto mía en una camiseta virtual, hace ya unos meses, y la leyenda y título que alrededor de esa imagen mía creaste. Ahora la deuda, lejos de cancelarse, ha aumentado al doble de la original, pues con este largo, hondo, y preciso comentario tuyo, no me queda más que esconderme de ti, hasta que pueda saldar el monto -jajaja!-.

Disculpa mi atraso: desde hace como dos meses no tengo internet en casa y soy rehacio a venir a los cibercafés. Pronto, espero, ponerme la día con todos y todas.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Escritora Katmarce:

Gracias: es cierto: el mundo debe funcionar como una colmena socialista, todos prestos a cumplir un solo objetivo: conservar a Madre Natura y también cosechar alimentos gratis para todos, con casa gratis y todo a cambio de trabajo cuyo salario es para el gran proyecto humano. Debe aplicarse otro paradigma económico y político: y lógico: abolir todas las religiones del mundo! Todo esto es una mera utopía porque está visto que estos homínidos somos malacostumbrados y nos creemos la especie insignia de este paraíso, del cual solo somos una pequeña parte. Mañana subo un texto sobre este tema.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Cianca06:

Mañana prometo venir a este cibercafé e ir a conocer tu espacio.

Gracias por tu visita y tu comentario.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Poetisa Ananda:

Así como lo has dicho: debe el individuo hacer consciencia de su estado y ser menos vanidoso y egoísta.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FEEDJIT Live Traffic Feed