Seguidores

domingo, 4 de septiembre de 2011

© Antipoemas cuánticos

 

Estos textos van dedicados a la periodista y escritora Jessica Varela (http://pongalecolaalburro.blogspot.com/). Ella ha mostrado interés por mis escritos de este estilo. Bajo el título de “Antipoemas cuánticos”, vuelvo a publicar estas cinco piezas, trayéndolas de una entrada que hiciera en este mismo espacio el pasado año.

 

 a Jessica Varela, con Amistad

1
LAS MAÑANAS QUE POR LOS PÁJAROS CANTAN

Las mañanas que por los pájaros cantan.
Espinas con ocultas rosas:
aguijonea el aroma al alma.
Ese libro me abre
despreocupadamente y me lee
con su cuadratura de enigma.
Y el tuerto reloj
busca en mi rostro la hora del hombre.
Un río de safari viene a mi orilla
y pesca mis ojos.
Las estrellas vuelven al firmamento
y miran más estrellas de estrellas.
El puñalero sicario vino a matar
al niñito en su cuna
y esta ternura lo ametralla.
La luna pasea con su ígneo amante
al amparo mío por las noches serenas
de un estío propicio.
Al pie de mi cama una fila de coches
de compras contempla
qué modelo de conductor soy.
Susurra uno de ellos:
“este escusado sólo podría
manejar un tanque”.
Con su dedo índice
el mapa repasa mi rostro
virgen: ha bautizado a mis ojos
Lagunas Gemelas; a mi nariz
Picacho Sombrío; a mi boca
Desfiladero Amargo, a mis mejillas
Llanos de los Ríos...

2

LA DISTANCIA NO PUEDE MIRAR OJOS

La distancia no puede mirar ojos.
He puesto el remojo en barbas.
Los caminos me han caminado.
Muero la vida.
El amor me hace a mí.
La canción me canta.
La poesía me escribe.
No aparco: mi coche me estaciona.
Los pies me andan.
El beso me besa.
El cáncer me tuvo a mí.
Sobrevivió en otros.
El cigarrillo me fuma.
Esta copa de licor
me bebe y se embriaga
y nos quebramos los dos llorando.
Tuve a mi madre hace 37 años.
La fiera me teme
y soy de cristal:
se teme a ella reflejada:
por mí que siga analfabeta
y toda confundida.
Mi vieja Benotto me conduce
por el lago con volcán,
es negra: una vertiginosa
pincelada con hombre
que poeta es.
Las lágrimas me lloran.
Un aire me respira,
le tapono la boca:
se ahoga se ahoga;
caminan caminan
por mí los caminos.

3

CAE CIELO DE LLUVIA

Cae cielo de lluvia.

Lamo al lamido
y siempre es con lengua.
La foto está en mí
y me mira desde el álbum.
Queda claro: siempre
whisky whisky
para evitar quedar uno
con boca de arco para abajo.
Entonces sos fotogénico
porque hay
que ser fotogénico.
El reloj fijamente
su mirada para ver
qué hora es. Un ojo
se mira a él mismo
y se asusta por mirar
la mirada.
Y el ratón maúlla
al quedarse huérfano
de gato. La nostalgia.
Yo sé que la nostalgia
es terrible. Ya no tengo
enemigo por eso lloro.
Ahora que no estás lo lamento.
El golpe se suicidó dándose
con aroma de rosas.
Si lloro al revés mojo a la luna.
Mi propósito de despropósito.
La música me toca
y me compone en sinfonía.
El piano pulsa a Mozart:
es muy complejo, pero
le salen mejores notas
que si Mozart tocara el piano.
La sequía tiene sus dunas,
sus camellos, sus beduinos,
sus oasis. A todo eso
le llaman desierto de oriente.
En mi oasis el desierto
es la menor parte.

4

LA ESCALERA ME SUBE Y ME BAJA

La escalera me sube y me baja.

El puente pasa por mí.
Estos zapatos me prueban
y yo les quedo grande:
no es el número de hombre
que ellos quieren.
El ladrido dio un perro perro perro.
El papel pegó a la goma:
venía por lana y salió trasquilada.
El caballo me subió y dedicóse
a pasear por el campo.
Me recitaba poemas mientras yo relinchaba.
Dije que el vaso me bebió
y después relamiéndose se limpió la sangre
por las comisuras del vidrio.
La radio aburrida me encendió
y en ese momento tenía
una sonata de Bach a todo pulmón.
Nos dormimos nada más para nosotros.
Su llorar era tan cierto
que las lágrimas tenían forma de violín.
Amanecí caminando
por la cabeza: mis pies pensaban.
A la tarde estaba tan abollada
que puse pies en tierra.
Los poemas son el poeta.
No hay duda.
Los árboles empezaron
a poblar mis ojos
y éstos salieron volando como
asustados pájaros.
La mosca molesta de mí usó
el matahombres:
salí corrido por la celosía
a otra mierda más tranquila.
Los colores se alzaron en huelga.
Todo tan descolorido,
tan en blanco y negro.
Siempre dejan al blanco
y negro solamente
por piedad del hombre.

AL REVÉS DEL MUNDO

Cuando ya todos los ebrios
se han ido para sus casas
y la cantina queda
en absoluto silencio,
una botella, a medio llenar,
comenta a su amiga:
“Bebí muy a gusto medio hombre.
Era apuesto. Sabía a sal.
Fumaba grandes puros
y gastaba barba de príncipe oriental.
Quise habérmelo tragado
de un golpe, pero divagaba
mucho en su tierra del norte;
por momentos me dejaba,
hacía muchas acotaciones
memoriosas: de un lago
con volcán encrespado,
describía a sus padres
interminablemente
y de todas las hermanas
que tiene, tantas, que es el único varón
con gemela.
Su compañera,
junto a ella, vacía, trastabillando,
a punto de caer, trata de decir algo...
Se escanció hasta el límite
a todo un hombre.
La media de aguardiente
trata de sostenerla, de calmarla...
Chasquido de campanas
de vidrio, brillos fugaces
al alba riendo y cantando...
Las dos amigas han libado
a hombre y medio, no pueden contenerse,
caen del estante, se hacen añicos.

***

© "Antipoemas cuánticos", San Joaquín de Flores, abril de 2002. Texto inédito.

15 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Querido Frank, es normal que se interese por tu obra.
Estos antipoemas cuánticos, como tu los llamas,que para mi son poemas, son magníficos. Sobre todo me gusta "La distancia no puede mirar ojos". Me parece de una grandeza sublime.

Me voy ya casi a desconectar unos cuantos días a las montañas del centro de Francia.
A la vuelta te visitaré.

Un beso fuerte mi querido amigo

Capitán Capicúa dijo...

Grandes poemas amigo Frank, lindos versos :D.

A ver si te pasas por los blogs amigos y dejas tu huellaaaa :P:P es bonito siempre leerte en casa :). Saludoss

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Poetisa Ananda Nilayán:

Un verdadero y genuino placer vengan tus ojos a leer estos textos y que destaques uno en particular.

Deseo la pases bien, con el calor ahorita en Europa, las montañas de Francia son un gran remedio.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias "Capi" por tu visita y opinión. Y agradezco tu invitación.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Wílliam Venegas dijo...

Recuerdo estos poemas. Sé que Yéssica los recibirá con gusto e inteligencia. Hasta podrá leerlos en voz alta en La Embajada. Ruffino: ya vi que Casandra te salió de armas tomar... buena torera para toro poeta y fiero.

Jeca dijo...

Creí me estabas bromeando...Gracias Frank, eso si, te esperas a que esté primero el café... con tres tacitas me bastan, mmmmm... serán cinco...jajajja

Soy periodista, no escritora! Mmmmmmm, aunque claro que algún día escribiré, tengo material es lo importante.

Pronto te entro a comentar esta sorpresiva dedicación que la hago mía. Abrazos (fraternos)

FRANK RUFFINO dijo...

Jajajaja! Gracias amigo William. De Casandra no sé casi nada, solo que usa seudónimo. Ahorita mi corazón está depositado en una mujer, ella está lejana y solo espero su regreso.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Jessi: Con mucho gusto amiga! Ya me iba cuando advertí tu comentario: estoy en el cibercafé, vendré más tarde a leer tu nuevo comentario.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Jessi:

Claro que eres escritora y son muy amenas las entradas de tu blog!

Abrazos,
Frank Ruffino.

Jeca dijo...

Bueno Mmm? gracias, pero ya me cambiaste el nombre: es con 'J'....jajajaj

Ve a ponerle cola a mi burro, en la nueva entrada, Mmmmm creo que en vez de 'desde adentro' debió ser 'desde la barra'.

Jeca dijo...

Que te puedo decir, hermoso ese ‘vuelco’ que le das a lo ya establecido de las cosas… Y sin embargo es recíproco, la parte de la parte que faltaba…

Antireflejos de un reflejo que está escondido: Una linda estampa fotogénica.

Que talento el tuyo. Sos el poema de tu propio poeta: un antipoeta, lo disfruté, una…dos…tres…tazas de café… tus poemas se bebieron mi café.

La poesía es así, hace que una fiera sea más inofensiva que la espina de una rosa.

Que la otra mitad de un príncipe sea la de un simple hombre.

Y que una estrella huérfana encuentre a su gemela.

Hace que las cosas suenen como son, a diferencia de nuestro diario vivir en que el silencio hace demasiado ruido, una gran urbe con muchos oasis, y al final terminan siendo burdos espejismos… has visto, las fuentes de los parques siempre están sucias…Mmmm

Y bueno si ese caballo es capaz de decir poesía, el burro no se queda atrás...jajajjaj

Ese jinete conduce mejor que el mismo conductor segado por la distancia...jajaj

Los guardaré con especial cariño. Tus antipoemas se tatuaron mi recuerdo.

P.D. ¡A como relincha el poeta, rebuzna la analfabeta!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Jeca:

Gracias, gracias, muchas gracias por leer detenidamente mis antipoemas cuánticos y hacer recuento de casi cada línea y sus significados.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Jeca dijo...

Gracias a ti por hacer de las ciencias exactas algo bonito, porque la verdad nunca fui buena en física. Mucho mejor verla aquí en tus poemas (antipoemas!)

saluditos!

Wílliam Venegas dijo...

Estoy convencido que Yeca es genial y que no desaprovecha tiempo para darle soltura a su don humorístico, porque luego de un análisis exquisito que hace Yeca de sus (de usted) poemas/antipoemas (así insiste Yeca en denominarlos), se suelta una frase como esta: "P.D. ¡A como relincha el poeta, rebuzna la analfabeta!"

FRANK RUFFINO dijo...

Jeca y William:

Jajaja! Por supuesto: Jeca exhibe un gran y fino humor, de veras que está bien la expresión que Usted rescata de ella.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

FEEDJIT Live Traffic Feed