Seguidores

lunes, 10 de enero de 2011

© Antipoema: Cataléptico previsor



Una lata de sardinas: negra, clásica,
que huela a muerto, muy acolchadita,
de terciopelo blanco.
Sea caja de uno ochenta para
embutir elegantemente mi cuerpo
que siempre ha temido
las vacaciones más largas y obligatorias;
con un tanque de oxígeno porque de niño
miraba espeluznantes películas
de catalépticos
que se revolvían a dos metros
bajo tierra;
y teléfono movil incluido pues el buceo
así dura poco más de dos horas
y antena hasta bien afuera,
tan pinche que dice “no hay cobertura,
lo sentimos, intente de nuevo”. ¡Ay!
O bien un mausoleo con un caño de media
pulgada hasta la superficie:
cuiden bien que ningún enemigo 
o heredero pérfido coloque
un corcho por el extremo del aire.
O una sirena arco iris sobre una gran torre
que se oiga y mire desde el pueblo
y proyecte haces de rayo láser 
como esas luces
en los aeropuertos que taladran la niebla.
Puede ser también un teléfono directo
con el señor Presidente de la República
para que dé la orden rápidamente
de ¡saquen al muerto!
Otro método consistiría
en luces y cámaras dentro del catafalco,
de modo que mediante 
un contrato con el canal
más padre, si uno revive, se conecte
automáticamente con todos en cadena
nacional de televisión: “interrumpimos este
programa para darle el pase a un muerto”...

***

© "Cataléptico previsor", del texto inédito de 2005 "Antipoemas".


28 comentarios:

Silvia Meishi dijo...

Amigo Frank, impactante antipoema. No me ha dejado indiferente. Verdaderamente tienes un don.

Un fuerte abrazo

sedemiuqse dijo...

Pues si que es cierto lo que dice mi amiga Silvia tienes dones.

pero no has pensado en la cremación??


Besos y amor
je

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada escritora amiga:

Gracias. Más que a la muerte, creo, la mayoría de los seres humanos tememos mucho padecer esa condición, esa aparente muerte y revivir en espacio tan reducido, con el aire limitado a unos minutos, e irlo gastando significa morir de verdad. Tortura y media. Jajajaja!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Carmen Molins ("sedemiupse"):

Lo he pensado, mas también sería doble horror revivir en el horno, justo cuando comienzan a cocer a uno como un pavo. Jajajaja! Disculpa: este texto es antipoema por su ironía. Espero sean mis respuestas a estos comentarios consecuentes con el texto.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

sedemiuqse dijo...

Pero frank dicen que cuando uno esta muerto esta muerto, me explico "estarás más tieso que una mojama".

Besos y amor
je

FRANK RUFFINO dijo...

Carmen ("sede"):

Son decires, mitad verdad y mitad mentira como decía mi amigo extinto, el poeta Jorge Charpentier. Claro: el 99.9% de los muertos están tiesos como una mojama en la vitrina del mercado, es una fortuna que la Parca sea tan seria y responsable con su trabajo. Pero los pobres catalépticos deben sufrir mucho y algunos al "morir" hasta piden les corten las venas y les trituren el cuello para asegurarse de estar bien muertitos a la hora de ir al horno de cremación o a la tumba.

Abrazos,
Frank.

El patio dijo...

Creo que ha sido a partir del teléfono móvil cuando se ha desencadenado un ataque de reagudización de mi claustrofobia.

¡Pardiez, el día que me muera que sea bien muerta!

Saludos.

Sylvia dijo...

Impactantes versos. Desde que me quedé encerrada en un baño pequeño a los 8 años, me cabe este poema que no conocía pero me esperaba aquí, emanado de tu imaginación gótica actualizada. O de los egipcios quienes encajonaban vivos a sus enemigos en compañía de voraces insectos carnívoros. Una pesadilla recurrente de mi infancia era de un batallón de arañas que me arrinconaban en mi habitación.
Pues bien, me identifico con esta increíble obra tuya; no lo considero anti-poema (con todo respeto...jejeje..), sino más bien símbolo del miedo colectivo humano y verdadero, puesto que el planeta tierra se ha vuelto asfixiante y diminuto, sus límites nos van aplastando como cucarachas y pronto saldremos por algún hueco que escupirá líquido oscuro, uniforme y con olor a humanidad putrefacta.
(Si mi comentario no es publicable, deséchalo, lo comprenderé).
Abrazos y felicitaciones.

delfin en libertad dijo...

El sentido de la muerte tremendo para algunos y la sutil ironía que percibo se pasea por tus letras, disfruto enormemente tu poema.
Me inclino por la cremación aunque estoy segura, segura, que me daré cuenta pero no me preocupa, jajaja. Abrazos!

Antoniatenea dijo...

Has soñado tanto con la muerte que en tus poemas has hablado con ella, has puesto escena a tu sueño mortuorio..te has blindado con insólitas medidas de seguridad por si hay que retornar a la vida.....has coqueteado con Ella sobrio y ebrio...pero Ella, la distinguida, misteriosa ,desconocida y temida dama Negra no ha soñado contigo.Ha olido tanta vitalidad en ti que ni inconscientemente te busca..Mientras, disfruto de leerte, que es un verdadero lujo.
Un beso!!

Wílliam Venegas dijo...

Al fin, Frank maldito y poeta igualmente maldito. Al fin. Me pongo al día con su entretejida poesía de libres formas, satírica y esta última de tremendo humor negro.

Que en mi caja metan litros de guaro para pasar borracho de la muerte a la muerte en caja oscura bien escondido. Saludos, maldito amigo maldito, y no pare de escribir.

Cerynise dijo...

Querido amigo poeta Frank.

Sin duda alguna la muerte es un instante que nos puede preocupar por la incertidumbre y oscuridad que le envuelve , pero es algo que quieras o no deberemos pasar todos por ahí.

Deseo que mi andadura sea todavía larga , deseo vivir , aprender , soñar , gozar...y cuando llegue el momento de mi adiós , si espero estar bien muerta , no me gustaría tener que dejar mis uñas marcadas con el intento de salir de tan excelsa caja .

Me encanta enfrentarme a la vida con ironía , aunque sea un arma de doble filo ...

Besos con afecto.

Cerynise.

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Estimado Frank: es un magnífico poema trágico, con ribetes de humor negro, me ha gustado sobre todo el final: "interrumpimos este
programa para darle el pase a un muerto..." Totalmente hilarante, aunque un golpe de ataúd en tierra es algo sumamente serio.
Un abrazo fraterno

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga El Patio:

Por fortuna desde hace 3 ó 4 años destruí mi teléfono móvil y santa paz. Pero lo mismo he ido desechando de mi vida los celos y posesión y hace nueve meses mandé a paseo a mi ex pareja de cinco años y madre de mi hijo Octavio de casi dos. Mas uno debe tener coraje con equilibrio y no llegar a "soluciones finales" que afecten a alguien, sino limpiar el entorno de malas vibras e incomprensión del "ser amado". Sé me desvié un poco del tema, pero bueno, de algo se desembaraza uno cuando cuenta las cosas propias. Sobre tu fobia o fobias, pues ellas nada más son producto de la imaginación, como los fantasmas: no existen más que en nuestra mente donde sí que nos pueden causar mucho daño y afectar todo a nuestro alrededor.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Sylvia:

Claro que es publicable porque es tu valiosa opinión 100% coherente con este mundo que nos toca: pletórico de paradojas e injusticias. De hecho si vemos un mapa del planeta de hace 20 años constatamos que la única plaga verdaderamente preocupante y nociva es la especie humana: vamos arrasando, comiéndonos... todos los bosques como termitas, ni qué decir del uso irracional de las aguas dulces, de la depredación de los recursos marinos, especies tropicales, etc.

Sobre las fobias algo he dicho en el anterior comentario. Hasta los seres más equilibrados padecen de ellas, cada quien en su estilo o vivencias. Aquí uno le tiene fobia a los alienígenas: jajajaja! Seguro los ve a menudo o es objeto de reiteradas abducciones. Pero es muy respetable que cada quien cargue con su miedo irracional (la fobia más común en estos tiempos es temer a la pobreza, más que a las cucarachas y serpientes). Las fobias son un fenómeno humano y van enquistadas en nuestros genes, cuando recogimos muchos miedos que eran muy reales: tiempos oscuros y violentos de la prehistoria.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga poetisa delfín en libertad:

Ojalá nos demos cuenta pero desde fuera del cuerpo. Hay neurólogos y científicos que aseguran que la consciencia es inubicable físicamente en el cerebro, entonces posiblemente seremos testigos oculares de nuestra degradación física, de este cascarón vanidoso llamado cuerpo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima amiga Antoniatenea:

...y si la Muerte o Parca es una señora divina -que no lo creo- seguro que flirteo con ella y la invito a unas vacaciones por la vida, posible que le tome gusto e indulte a todo ser viviente en este planeta. Pasa en realidad que la muerte es nuestra fiel compañera como lo es la vida: una cosa sin otra no se entiende, una cosa sin otra no tiene existencia. Este sistema es perfecto. Allá los religiosos de los diferentes dioses que han inventado todo un sistema de premios y castigos (sobre todo post mortem) para regular, controlar, y trasquilar en vida a la masa ovejuna; allá también estos sencillitos y manipulados seres humanos. No hay situación más extraordinaria y placentera que poseer uno su propia existencia espiritual, donde uno es el dios soberano tan poderoso que excluye lo malo y estúpido como la "hemorragia" de reglas absurdas que imponen estos estafadores, sean Papas, obispos, curas, pastores, rabinos, etc. Malditos diablos reales que me dan alergia por los cuatro costados!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Willey:

Jajajaja! Eres un bálsamo para mi áspera alma de poeta o antipoeta maldito! (ya ni sé cómo definirme pues a medida que sumo años las etiquetas cobran menos importancia en mi existencia) Eso del guaro es una genial idea para pasar de la muerte a la muerte; al rato emborrachamos a esta gran puta que nos cobra con la vida, y nos vamos de juerga a la Acrópolis-"San José de noche" (que es la muerte la única que nos puede otorgar el "divino" milagro de la resurrección).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Cerynise:

No hay duda que eso deseamos todos. Sucede que muchos hasta pasan invocándola -a la muerte-, sea porque son unos mayúsculos y soberanos malagradecidos con el milagro de la vida, o porque, con justa razón, la piden implorando a gritos a causa de una enfermedad dolorosa o malestar crónico (o por una situación indigna como el hambre u otras injusticias similares fabricadas por el hombre y que ya no se justifican con tanta tecnología para producir alimentos), las únicas buenas excusas que le veo yo al suicidio.

Sería bonito desarrollar una vida apacible como deseas para ti, y quedarnos un día, ya viejecitos, dormidos y rodeados de un ambiente cálido y propicio. Pero yo veo que hasta esto es un privilegio en este mundo salvaje y consumista donde hasta los ancianitos se constituyen en un atraso para las familias: si se llega a viejo pobre, pocos hijos traidores asumen la responsabilidad de mantener sana y felizmente a su progenitor, y si llega uno a viejo millonario, pues argumentan "que estamos robando aire", solo por cobrar la herencia cuanto antes.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Meulen dijo...

Saludos
siempre me gusta el desenfado con que miras los hitos de la vida...sin dudas la muerte es algo que muchos se niegan a aceptar cuanto mas a tomarle el pelo!...en fin somos lo que somos , no nos queda mas remedio que convertirnos en la tierra y todas sus sustancias que nos componen por lo demas todo de lo "natural"...
El que vive conciente de ello quizás le de la mano con más entusiasmo que repulsa y claro por lo que leo en la respuesta a la otra entrada y que gentilmente dejastes en mi blog ...me imagino de que preguntas atora al ser humano en estos días cuando se vive en un eterno vaiven de la tierra ( a parte por aqui no para de temblar y se espera uno mayor) y comprendo esos sinos ...tal vez, tengo la fortuna (quizás) de haber sobrevivido a un terremoto y a una erupción volcánica...no se que mas podría decir que he visto bastante de cerca los ojos de la hoz...

Mi saludo fraterno!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Poeta Cristian Marcelo Sánchez:

Por supuesto que a un cataléptico (o al que cree y teme sufrir esta rara condición de aparente muerte. En un momento de nuestras vidas casi todos hemos experimentado tal horror) este sencillo texto circense contribuirá a acrecentar su miedo irracional a ser sepultado vivito y coleando. Repito: afortunadamente casi todos vamos difuntos a la caja. El pasado año un señor de aquí de unos 70 años fue trasladado hasta la morgue, y cuando fueron a diseccionarlo se levantó como Lázaro de su sepulcro; claro: a él nadie le mandó imperiosamente surgir de entre los muertos: solito se puso de pie según caprichos de su extraño corazón que de seguro se había tomado un par de días libres.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Meulen:

También he sobrevivido al terremoto de Tilarán en 1973, y en 1968 a la erupción del cerrito Arenal (tenía 3 años y retornamos a España por un tiempo), ahora conocido como el volcán más violento del mundo que desde esa fecha no ha parado de dar rugidos y tirar "maldiciones" a los cuatro vientos. Mató a 100 personas de aquí al sepultar a Pueblo Nuevo, ubicado en sus faldas. Miles de cabezas de ganado murieron en esta hecatombe. Por lo demás he sobrivivido a otras situaciones que creo más terribles, donde la mano humana es la protagonista.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

SILVIA dijo...

Más que a la muerte, temo a las penas y miserias que acaben en Ella.
La muerte es tan natural como el nacimiento. Pero el sufrimiento, el dolor y la indiferencia de aquellos que "deben velar por nosotros"... Eso sí que me asusta, y mucho.
Magnífico antipoema.
Besos mil!!!

Laura Caro dijo...

Quizá ese miedo sea generacional.
Yo también vi muchas películas sobre catalepsia y durante años me aterrorizaba esa idea; después pasé a los libros y fue mucho peor: estadísticas espeluznantes de muertos desenterrados y encontrados con signos de lucha imposible por una vida que ya no les espera fuera...
....
Pero si miras el texto por dentro, pasamos al temor a un coma propiciado por el alcohol y la muerte en vida y la vida como un muerto que supone esa adicción.
Un abrazo grande.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Sylvia:


Disculpa la demora en contestar a tu comentario: ha hecho mucho viento estos días en mi pueblo y lo primero que se resiente es el servicio telefónico y de internet.

Sí: es natural la muerte, algo necesario para la continuidad de la vida y sus especies. Mas duele, como dices, la indiferencia de los otros, muchas veces de los "seres amados": he visto muchos niños, mujeres, ancianos maltratados y cada vez son más los femicidios en Costa Rica, España y el resto del mundo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Laura Caro:

Claro: las estadísticas no mienten. Mi madre recuerda en su natal Tenerife la historia de una niña que "murió". A un lustro de su deceso abrieron el mausaoleo, que era grande, de ricos, y estaba sentado el esqueleto en el sepulcro, comiéndose las uñas. Qué muerte más terrible!
Tienes razón: hay mucho muerto en vida, atrapados por el alcohol, drogas o amor al dinero, o presas de los celos y otras conductas infernales.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Ananda Nilayán dijo...

Aplaudo este antipoema!!!
Frank, qué miedo tenemos todos a quedarnos sin aire y a despertar sepultados, cuando a diario nos quedamos sin aire y nos sepultan las noticias. Basta darse cuenta.

Abrazos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Ananda:

Gracias por tu lectura y visita!

Sí, como humanos, llevamos ese terror puro enquistado en nuestra mente.

Abrazos,
Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed