Seguidores

domingo, 5 de diciembre de 2010

© Mineral de siempre



Conocí que el tiempo
es la unitaria y descomunal
muerte de seres 
y degradación de las cosas.
Esta acreedora de múltiples
pareceres se ha mimetizado
en el calendario de la pared
de tu habitación; ella,
con su sombría enarbolada divisa invicta
substrayéndonos en lo básico 
invisible del cuerpo;
en cada beso, labios que serán ignorados
como piezas idénticas de un dominó
decreciendo inexorablemente hacia su sima.
Y me preguntas del porqué
de mi vida a destiempo,
que nada de esta absurda liturgia
de prescindir de las clepsidras
alargará la existencia una noche,
una mañana, una tarde
en que el cosmos oscila con lo humano
y en los barrios hay niños levitando,
jugando a ser dioses
y una armonía celeste salta de los árboles,
PERO DEBO DEJAR DE SER
y a poco solo las campanas
(la muerte que siempre será de hierro)
alertarán de que en Náralit hay muerto.
Es la vuelta postergada que te toca,
el destierro muchas veces calculado.
Procura esa hora quedar bien
con la expectante comuna:
sonrisa disecada antes que el vertiginoso
proletariado, con su maquinal 
hambre de siglos, arrase con todo signo 
del que llamaban Frank Ruffino,
que serás otra reliquia 
más de la muerte-tiempo
puesta en la infinitud de sus estantes
sin la delicadeza de consignar un nombre,
menos sin tu presuntuosa poesía
que desde el principio fue soberano polvo
y el Incansable deslíe hasta escucharse
un treno ejecutado por espectrales caracolas
que de cuerpos fueron lo mismo,
seres que vagaron en los elementos
y son ahora el mineral de siempre.

***
© “Mineral de siempre”, Náralit, 05 de diciembre de 2010.
Texto inédito de Frank Ruffino.

28 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

También lo creo así, en mi mundo, en mi mente, en mi profundo.
Frank, te aseguro que volveré a leer este poema muchas veces, me encanta.

Besos grandes

Mercedes Ridocci dijo...

El lado oscuro de la vida.
Buen poema.

A ver cuando tienes un ratito y te pasas por mi casa, quizá te gusten mis nuevas palabras.

Un abrazo

Laura Caro dijo...

El poema me ha dejado llena de tristeza por ser una llamada a gritos a la muerte; sólo si esa muerte significa volver a nacer en ti, siendo quien tú quieras ser, entonces se hará en mí una estupensa sonrisa.
Un beso muy fuerte.

Rembrandt dijo...

Estimado Frank,
hablas mucho de la muerte en este poema.
La muerte de un poeta puede darse cuando deja de escribir, cuando siente que no le quedan palabras por decir, cuando no le encuentra el sentido, cuando las ganas no acuden. Pueden ser tantas las causas .... sin que se produzca la muerte del cuerpo.
Me pregunto cuál habrá sido el motivo que te inspiró este poema ... eso lo sabes sólo tú.

Besos desde el sur y que estés bien amigo mío.
REM

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ananda:

Gracias por tu empatía con mi texto y el sentir que llevo aquí.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa amiga Laura:

Por instantes el ser humano involuntariamente oscila entre fuerzas primigenias que son absolutamente imposibles de vencer. De ahí el mundo tal como es. Estoy muy feliz con mi vida, no deseo dejarla aún por más reveses que nos sucedan a diario. Aunque no sé si tengo el alma de poeta, si algo de ello hay en mí, pues esa partecita es hipersensible a ciertos fenómenos que el ser humano común no percibe o no desea percibir por intereses muy mundanos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Gracias por tu sensibilidad y deseos de sentirme bien en este espacio y tiempo que nos toca.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada amiga Rem:

La causa es vivir muriendo: sabemos que desde siempre vivimos muriendo y viviéndonos. Esa es nuestra naturaleza de seres y el objetivo es perpetuar la especie (ya voy en mis tres hijos y mi nieto. En este sentido biológico ya cumplí como ser), es lo que conocemos, así uno solo tiene estas cosas en uno y habla de lo que se siente y percibe. Ojalá tuviera todas las respuestas. De seguro no sería el mismo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Mercedes:

Sí: "el lado oscuro de la vida". Pero en el cosmos luz y materia oscura se necesitan. Una cosa sin la otra no calza: vida-muerte-destrucción-construcción. Aunque la materia oscura en el universo gana por muchísimo a la luz, sin poner cargas negativas ni positivas (elementos morales de esta especie). Es solo de lo que estamos construidos como seres, así que doy de esas únicas fuentes.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Jorge Torres Daudet dijo...

Frank, así es. La vida, ese reloj de arena que sólo tiene el sentido hacia la muerte, y que se va vaciando inexorablemente, a medida que la vamos disfrutando, o padeciendo, va camino de esa escuálida señora que a todos mira.
Un fuerte abrazo.

Wílliam Venegas dijo...

Sigue usted siéndolo: poeta maldito.
Seguro esto no lo capta –aún– nuestra inteligente amiga Rem y por eso lo cuestiona a usted por enarbolar como tema la [deliciosa] muerte [cuánto la anhelo yo, muerte, pero mi cobardía me evita suicidarme –por ahora–].

Excelentes estos versos que has escrito:
"sonrisa disecada antes que el vertiginoso
proletariado, con su maquinal
hambre de siglos, arrase con todo signo..."

Carmendy dijo...

"Seres que vagaron en los elementos..."
Estimado poeta Frank:
Celebro sus versos, como siempre, genial¡¡
Mis saludos y mi abrazo en poesía.
Su amiga, Carmendy

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Carmendy:

Gracias por tu visita y por destacar esa línea en particular. (apenas repare mi computadora te visitaré).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amigo Poeta Jorge Torres:

...por ello me dan tanta risa esos tipos que se pasean por ahí con mueca de eternos, y solo porque tienen el confortable dinero o efímera fama. Jajajaja!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo William Venegas:

No eres cobarde por no tener el valor de suicidarte, al contrario, el cobarde, al no poder afrontar la vida, se autoelimina. El despacharse sí lo veo muy pertinente cuando estamos subsistiendo indignamente, presos del dolor y otras situaciones incomprensibles. Solo esa salida le veo al suicidio.
Gracias también por subrayar esas líneas.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

sedemiuqse dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sedemiuqse dijo...

Frank, los lobos aúllan, he estado ausente, ajena....los leones creo que rugen, los burros rebuznan, las gallinas cacarean, y el hombre se lamenta por el vino derramado en la mesa y los dioses se lo pasan en grande viendo como otros hombres hacen leña del árbol caído. Pero un hombre sabe que jamás puede dejar de ser. ¿Qué somos Frank, un saco de orgullo? una moneda de oro? y que son los que viven en tierra de nadie? acaso no has visto su sonrisa? no frank todo se mueve, y llegará… todo llega. A pesar de todos los pesares hay momentos en la vida necesarios, son ventanas que se abren a pesar de verlas cerradas, el tiempo es tan relativo, un solo día puedes sentirlo como si mil años te fulminaran, pero cuando pase este día frank dejaremos que sean los dioses los que se bañen y se ahoguen en vino.

Besos y amor para el poeta fran Ruffino.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Carmen:

Una reflexión tuya que me llena de satisfacción. Si todos tuviéramos la experiencia de los astronautas de ver nuestro planeta-paraíso (un oasis en medio de lo agreste y árido del universo) desde el espacio, quizá todos también seríamos mejores seres humanos entre nosotros y con el resto de las especies y con esta amada y benévola roquita perdida en la infinitud del cosmos y del tiempo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

reltih dijo...

TREMENDOS VERSOS!! UN GUSTO VISITAR TU ESPACIO.

Vicsabelle dijo...

HEmoso este poema, Frank. Hay un lado oscuro de la vida que no queremos ver y que está del otro lado de nuestra sombra. El tiempo... el tiempo... un fenomeno que a su antojo nos dibuja y nos desdibuja e inevitablemente somos sus eternos prisioneros...
Un gran saludo Poeta

Linda L. T. dijo...

Después de una larga ausencia, vuelvo a leerte y encuentro un hermoso poema que me deja pensando en muchas cosas...
Aún me faltan sueños por cumplir antes de morir pero estoy luchando dia a dia por lograrlos. ¿Casarme? ¿Tener hijos? ¡Ojalá! =)Todos nacemos para morir algún dia, pero no para morir en vida. Es tan corta!! ojalá la supieramos aprovechar, valorar y amar, dejando atrás las cosas negativas que nos impiden avanzar.
Saludos y sonrisas, desde México.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Vicsabelle:

Así, como dice la canción "prisioneros del tiempo". No debemos resistirlo, sino dejarnos llevar por él en su inmenso y extraño río: vivir al máximo; tratar de ser felices, dejar algo positivo a nuestro paso.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Linda L.T.:

Así como lo apuntas: dejar de lado lo oscuro del ser humano como individuos y especie, tener nuestro cristal del alma y espíritu diáfano, que no se nos complique ni nos compliquen las cosas, pues todo es muy simple, la vida es muy simple, somos nosotros los complicados.


Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado camarada reltih:

Gracias por tu visita y lectura. Un gusto.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

SILVIA dijo...

Regreso de nuevo, con más ganas que nunca de estar con vosotros...
Un abrazo!!

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Silvia:

Lo mismo: un placer contar con tu presencia (en unos días iré por tu blog, apenas salga del taller mi CPU).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Manuel Adlert dijo...

"Un día se acabará el mundo, y la cosa no tendrá la menor importancia" Joan Fuster.
Yo, que le temo a la muerte, el único consuelo que encuentro es la idea de ésta frase. Cósmicamente somos un granito de arena en el desierto. Nada de lo que hagamos o digamos tiene la menor importancia.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo Pintor Manuel Adlert:

...por eso debemos vivir intensamente. Mi padre decía siempre: "lo que se han de comer los gusanos que lo vean los humanos". Otros: "a mí no me quitan lo bailao". Pienso en la vida de los infusorios de un albañal y la comparo con esas miserias de Hollywood: es todo vanidad como dijo Salomón hace tanto tiempo, pero ésta permanece igual arrasando en el corazón del hombre y destruyendo. También por ello siempre utilizo escalas cósmicas para bajarles el ego a algunos. Jajajaja! No nos queda de otra!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed