Seguidores

miércoles, 8 de septiembre de 2010

© Tres textos inéditos de Frank Ruffino (autobiográficos)


PRINCIPIO


Era la primera vez que sonreía

ante una cámara fotográfica y no sabía

qué hacía aquella cosa

ni por qué ni para qué hacerme el alegre.


De todos modos quedé ya empinando la vida

en mi cochecito de gemelo,

la tarde naranja y halagüeña

aunque siempre las mismas nubes

desconcertantes de aquí

destrozadas por el viento

incluso antes de ser;

tres hermanas, mis padres,

a lo lejos la pulpería de cañero

y el hueco oscuro de la puerta

que tras 44 años no ha cambiado nada.


Será que ese clip de la máquina negra

activó algo en esta vida,

se le abrió la puerta al toro,

dieron el banderillazo de arranque

a este fórmula uno,

pegaron el disparo y salimos

todos desbocados a vivir,

apretaron el botón

y partió uno vertiginoso

hacia la negrura del cosmos

sin saber qué esperar

con tanto misterio por todos los costados?


Era la primera vez que sonreía

ante una cámara fotográfica y no sabía

los significados de las cosas

que años después llegaron

a confundir sin visos de aclararlas.


Tampoco sé nada.


ARGUMENTO


Después de aquello la vida

fue sumando y multiplicando

y el álbum engrosando sus láminas,

y en una madrugada,

dos años después del Big Bang fílmico,

el cerrito azul que casi termina

por salir entre las nubes

en aquella primera imagen de la Creación

explotó como el que más extinguiendo

a todos en el pueblo vecino.


Desde esa fecha,

casi de la misma edad,

los dos hemos seguidos activos

y rencorosos con todo…


Peor que un titán de estos es el Hombre:

vinieron los ingenieros con sus compases

e instrumentos y anegaron seis pueblos,

hicieron su gran laguna

y hasta las almas vagan perdidas

sin su cielo ni su tierra que era milagrosa:

seres subacuáticos

sin oportunidad de flores y lágrimas.


EL PUNTO


Bien llego a determinar que el miedo

no era ir aprender cosas,

sino el tránsito a lo desconocido.


Uno con su madre de la mano

hacia el jardín de los niños angustiados;

después de repetir muchas veces

este periplo de acompañamiento

el pesar consistía en no poder ir.


Casi que así termina siendo siempre:

este mundo físico llega colmado de milagros.


***

© Tres textos inéditos de mi nuevo poemario autobiográfico "Náralit: poemas y antipoemas". El primer poema se basa en la fotografía de esta entrada, hecha casi al año de nacido, en 1966, centro de mi pueblo "Náralit".

18 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Hermoso! Retrotraerse a la infancia y mirar con los ojos niños el milagro de la vida, la inmensidad del existir. Ay, si como entonces pudiéramos estrenar cada día el asombro en las pupilas...

Me encantó, amigo Frank. Llenos de una ternura que me conmueve profundamente.

Gracias y un beso.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada amiga Isabel:

Gracias por ser la primera en inaugurar esta sección de comentarios. Estos tres textos los escribí ayer mismo, y por mi atolandramiento habitual pensé serían propicios para publicar en este formato de blog.

"Náralit" (Tilarán al revés) es una tierra muy mineral, energética, ventosa... extraña. Aquí hay mucho oro, afortundamente muy adentro de la montaña donde no puede llegar la avaricia muy fácilmente y sin pagar los costos, que serían mayores que el "botín"; la laguna mide 35 kilómetros de largo y fue creada sobre un cuerpo de agua natural: el lago Arenal, esto para producir energía eléctrica; también energía eólica por los vientos; geotérmica por los volcanes, etc. Algunos fanáticos de los ovnis dicen que esta región guarda "portales" para otras dimensiones, cosa que no creo en lo absoluto.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Marisa dijo...

La foto es de una ternura que conmueve,
a veces deseamos volver a verlo todo
con los ojos del niño chico y aún somos capaces
de sorprendernos.Al fin solo ha cambiado
aquello que ha tocado la mano del hombre.

Un gran abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Marisa:

Dices bien: todo sería natural, puro... si no existiera esa parte negativa, turbia, del ser humano. Pero no nos queda de otra: tal vez no seríamos humanos sin ese componente destructivo y autodestructivo (otra especie de inteligencia seríamos).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Rossi dijo...

Muy bello!!! la vida vista con los ojos de niño... ávido del saber...capaz de maravillarse con el entorno....Feliz día del niño...a ese que todos llevamos dentro.

FRANK RUFFINO dijo...

Hermana:

Rejolines! Cierto, mañana aquí es el Día del Niño y hasta ahora caigo en la cuenta.

Abrazos,
Frank.

Laura Caro dijo...

Bonito resumen vital en tres partes.
Me encantan las fotos antiguas.
Primero el niño que sonríe y con fuerza para vivir y la familia como referencia ; después la adolescencia y la juventud inconformistas y la sed de justicia social, la rebeldía... y por último la emancipación, la libertad para errar en solitario... el tránsito a lo desconocido ( esas palabras me han gustado mucho). El final también me gusta : es el regreso al asombro ante el milagro de vivir cada día.
Es una gozada leer lo que escribes.
Un abrazo fuerte.

Barbara Himmel dijo...

..pues bien mi tocayo amigo del 66,ante todo muy feliz día del niño!!..
y segundo bien quedaría así como este escrito.aquel que te pidiéramos con Willy!!
no te parece?
a mi me pareció fantásticoincluso al leerlo diría ue lo has disfrutado...
pero bueno.sólo desde mi punto de vista lector...
un abrazo..desde Comodoro

MarianGardi dijo...

Bellos recuerdos para memorizar.
Un fuerte abrazo amigo FRANK

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Laura:

Buena disección del significado del texto. Trascender y trascender, después el derecho de perdernos como más queramos: ese es el precio que pagan los espíritus y almas libres.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Bárbara:

Bueno, soy modelo 65, un año más nuevita tú.
Lo de Willy, no sé si te refieres al poema improvisado que dejó William Venegas en un comentario de un post anterior.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada amiga Marian:

Sí, todas las etapas de la existencia tienen su valor especial.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias a todos.

Abrazos,
Frank.

poeta Guisela Vargas dijo...

buen amigo frank, me ha encantado particular mente este primer poema que nos has compartido, me trae recuerdos, y se ha metido en mi para traerme fuertes nostalgias.. maravillosos frank

Natalia Litvinova dijo...

Frank:
gracias por tus comentarios y por tu poesía,
me alegra ver huellas miradas sobre mis poemas o mis traducciones,

te abrazo,
nos leemos,

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Natalia:

Un gusto recibirte y estaremos en contacto.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa amiga Guisela:

Pues qué bien te provoque algo ese texto mío.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Ananda Nilayán dijo...

Querido Frank,
Hermosos!!!
Desde mi parecer y sentir, recuerdos en sepia guardados en mi corazón, me identifico con tus palabras que resuenan en ecos de la niñez.
Así son las cosas vistas desde la perplejidad de lo que se abre y ofrece ante los ojos.
Luego, cada cual su camino y su prespectiva.

Un abrazo

FEEDJIT Live Traffic Feed