Seguidores

lunes, 20 de septiembre de 2010

© Ella y su perro


Usted no quiere a su perro,
señorita, se le nota.


Lo dejó afuera de su casa

y el pobre pasó toda la mañana

mirando por donde usted

regresa en las tardes.


Bien pudo usted sufrir

un percance y no volver.

Eso intuye su perro

que parece de caza

y aúlla el pobre como un condenado.

Ya no lo quiere.


Seguramente pensará

que él terminará por perderse.

Qué salida más fácil:

dejar las cosas

para que se pierdan solas!


Ahora, mirando esta escena,

comprendo a los suicidas.


Usted no quiere a su perro,

señorita, se le nota.

Cometió el fatal error de hacerse

de uno perdiguero.


Usted necesita un perrito

frío de apartamento que no la espere

ni mire por donde usted regresa

todos los días.

Tal vez de cerámica o de bronce.

Exactamente: usted, señorita,

necesita un perro a su medida

que también la deje sola

como perra en abandono:

sin amo, sin caricias. Esperando…


Usted no quiere a su perro,

señorita, se le nota por como conduce.

La gente así suele accidentarse toda;

no sé si en la carretera,

pero sí en esta vida sorpresiva.

Y su perro aúlla desdichado.

No se va, no se va,

pero sabemos que terminará por irse

cuando comprenda el no te quiero

y ya nadie va a esperar a usted.


***
© "Ella y su perro", Inédito. San Joaquín de Flores, 2003.

35 comentarios:

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga “X”: (borré tu comentario porque es ambiguo y con los tornillillos flojos, o bien no escribes bien porque especulas tontamente. Pero no solo eliminé tu nombre a petición tuya pues te has arrepentido de decir así las cosas, sino que suprimí toda la entrada, apenas estuvo en en la red escasamente media hora y por fortuna nadie llegó a comentar esos poemas que no te parecieron. Después, cavilando un poco, me dije: "Tal vez tenga razón, mejor...por si las moscas, los suprimo. Sin embargo, dejo este comentario que tú sí entenderás de maravilla):

El precio de ir dejando huella es que después la gente experimenta tanta envidia o adoración del objeto que se convierte uno en un mito viviente, tipo Chavela Vargas que para algunos es hasta chamana, y, conociéndola bien, sé no lo es. Pero de todos modos me has alegrado el día y mi vida, pues me voy haciendo mito. "Sancho: los perros ladran, señal de que cabalgamos".

Por lo demás, tranquila: uno no puede poner en "papel" todo lo que imagina. Hay que sujetar bien "a la loca de la casa", ella solo sirve para el género del cuento y poco menos para la novela.

A mí no me da miedo publicar en este formato de blog porque nunca me he tomado en serio como poeta, no me creo la quintaesencia de la poesía ni ando en los salones con poses de genio (ni siquiera acudo a nada, ni a recibir mis premios, imagínate como soy!) como la mayoría de los "poetas" y "poetisas" de este país, los textos que creo buenos, o van para libro, o bien para un concurso, y eso me da resultados a ojos vistas. Aunque sí, también he publicado cosas excelentes en este blog que podrían bien ir hacia esos "lugares". Un genio pintor -por supuesto, ya archifamoso- un día le pegó un machetazo a uno de sus lienzos y fue una obra de arte (y Jackson Pollock, maestro abstracto, agarraba la pintura gorda de grandes tarros y con también brocha gorda pegaba latigazos contra el lienzo en el suelo y él sobre el tapete como un caballo desbocado). Así es, amiga, después hasta las fallas gramaticales le alaban a uno porque piensan tienen alguna razón misteriosa de ser. El arte es tan elevada que algunas veces resulta odiosa e incomprensible o se presta a carcajada, aunque no por ello menos arte. Todo depende del nivel del espectador porque si pones a una vaca frente a un Goya seguro hasta lo pringará de boñiga, o una cabra le da inmediatamente "matarile" hartándoselo).

Una vez, tenía yo ocho o diez años, acompañé a una vecina creyencera con su hijo amigo a la ciudad vecina de Cañas. Ella iba a visitar a quien se hacía llamar "Soraya de Persia", adivina de profesión y que cobraba bien caro por sus servicios. En una de estas estaba cuando en un descuido alcé el velo de la bola de cristal y miré el único "futuro" que había allí: "Sylvania 50 Watt". También cada 31 de diciembre vaticinaba que Pepe Figueres se iba a morir en el nuevo año, y murió ella primero, siete u ocho años antes que este varón de siete suelas.

Lo de vender tigres, pues en una sociedad de consumo neoliberal cualquier cosa se vende: fetos, órganos de niños; mujeres... aunque duela mucho esto del maldito crimen organizado, lo peor de lo peor en el mundo de hoy.

Y si un adivino, tal vez, como "Soraya" adivina el futuro, ¿por qué nunca atinó al gordo y siempre vivió miserablemente? Solo creo en el karma, y ella tuvo lo suyo por engañar a tantos en este pueblo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Ananda Nilayán dijo...

Desde luego no le quería.
Parece que hablas de tantas que conozco aquí donde vivo. Los olvidan día y noche en los balcones (y se caen, porque se suicidan), los largan en la carretera o los encadenan para que les cuide el terreno.
Has dado de lleno con este poema, querido Frank: acaban con un perro de hojalata en la mesita y solas, muy solas.

Te abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada compatriota Ananda:

Así es: te pinto, en este sencillo texto, a una ex vecina de mi apartamento en San Joaquín de Flores en 2003. Era o es divina, pero una chica material. El perro y yo nos hicimos amigos como pudimos y desde mi balcón le lanzaba huesos y otras delicateses perrunas, seguro este kan intuía que también yo estaba despreciado por ella, pues, dado a que tampoco soy un modelo de alta gama, ni siquiera me alzó a ver ni un buenos días en los dos años que fuimos vecinos. Después en 2005 me vine para la zona norte de Costa Rica y no supe más de ellos -perro y amo-.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Luna Negra dijo...

Impresionante tu relato y tu primer comentario a tu amiga X. No sé qué me ha gustado más de los dos.

Por comentarte algo de tu vecina: no, no quiere a su perro.

A esa maleducada que, en dos años, ni te dio un "buenos días", deberías haberle dicho que se comprara uno de cerámica o de bronce, sí...
¡y de paso tirárselo a la cabeza!

Saludos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Luna Negra:

No se lo tiré en la cabecita, sino lo metí en una bolsa plástica junto con una pequeña roca y se lo aventé muy cerca de la puerta para asegurarme que lo leyera. No sé si algo cambió en ella, pero por su actitud en adelante, la misma, no hay duda de que esta muchacha venía torcidilla, seguro camufla un gran complejo de inferioridad.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Rossi dijo...

Hermano: Pobre perro y qué "perra" ella con esa manera de ser tan inhumana.

Besos,
Rossi.

Mercedes Ridocci dijo...

Caprichos peligrosos e inhumanos tienen algunos.

Silvia Meishi dijo...

He visto a tantos perrillos encerrados en los balcones, atados en fincas durante semanas, abandonados en patios sin nadie que los acaricie... Me da una pena tremenda. Adoro a los animales y de pequeña, solía hacerme amiga de los perros callejeros que paseaban por el barrio. Creo que somos muy egoístas, porque nos encaprichamos con un perro sin preguntarnos si podremos hacernos cargo de él. Cuando no podemos, o no queremos, lo abandonamos. Conozco un caso de una mujer, muy parecida a tu encantadora vecina, que abandonó a su perrillo en el patio de su casa, ignorándolo totalmente. Afortunadamente, un familiar se indignó al ver aquella situación, y se quedó con el perillo. Yo le he visto, y ahora es un animal feliz.
Me han encantado tus palabras.

Un abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

Gemela:

Gracias por pasar.

Abrazos,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Mercedes:

Es la constante.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

sedemiuqse dijo...

Soy amante de los perros,también de las perso
nas. Yo creo no encontrarme capacitada para juzgar a esa señorita de si quiere o no quiere a su perro. Parece que el perro duerme en el jardín y espera su regreso y seguro hará un festín moviendo su rabito cuando ella llegue. Pero no sabemos lo que el alma de esa señorita guarda son suposiciones nada mas. No me gusta ningún tipo de maltrato a nadie ni a nada. Amo al perro y seguro que esa señorita a la que amo también tiene mas problemas que su perro.
Hay personas que duermen bajo las estrellas haga frío o calor....¿nos importa?

Besos y amor
je

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Carmen:

No creo que tu teoría del "perro feliz" sea plausible, si yo fui testigo ocular de los hechos y a ojos vistas estaba que ni le dejaba agua ni comida, por ello, digo en un comentario, le tiraba alimento perruno desde mi balcón. No debo buscarle tanto misterio ni hacer suposiciones. Las cosas son manifiestas y ya sabemos de la crueldad humana entre humanos, ahora con los perros está más que documentado todo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

sedemiuqse dijo...

Siempre está todo documentado frank, en el poema dejas que intuyamos y yo prefiero intuir otras cosas....

Fuera del poema no he visto mas que tu primer comentario.

Siempre miramos hacia a fuera....
Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Silvia:

Sí, no hay nadie que no haya sido testigo ocular de un maltrato a un perro. En España se da mucho el ahorcamiento de galgos, cuando no reditúan ganancia a sus depredadores dueños, pues los guindan de un árbol así de fácil.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias Carmen: cada uno es libre de irse por las ramas y especular otras cosas paralelas al hecho. O bien quedarse en su nube negando las cosas manifiestas.

Abrazos,
Frank.

sedemiuqse dijo...

No niego nada.

Si dices haberla visto pues claro que lo creo. Y es penoso que exista gente que "maltrata" He visto, perros, caballos, cochinos, vacas.... hombres.... maltratados....y no me quedo impasible ante algo semejante.
Cierto somos libres de irnos por las ramas, por los monetes y al perdeero.

Pero por las ramas.... dejan otros las palabras.....o palabros.


Besos y amor
je

sedemiuqse dijo...

Quise decir montes.

FRANK RUFFINO dijo...

Vale...

Abrazos,
Frank.

Nieves dijo...

Preciosa poesía Frank, la verdad es que hay seres humanos que son más animales que los propios animales y animales que son más personas que algunas "personas". Por cierto, preciosa música la que tienes aquí. Un fuerte abrazo desde un Madrid otoñal,

Antoniatenea dijo...

Bueno querido Frank, yo se que no hablas de perros abandonados ni de señoritas dueñas de perros. creo que hablas de otras cosas...Y no se por que ,creo que hablas de otros abandonos, de otros desamores..de amores abandonados por dueñas que desean otros tipos de amores.....que no soportan el estilo salvaje del l “perdiguero”...que necesitan algunos mas pasados por el filtro de lo políticamente correcto : urbanita y educado para la contención y la urbanidad.....No se si estoy fantaseando con tu poema pero no es de perros de lo que me habla tu poema.
Y me ha encantado…como siempre!!!
Un beso!!
Sorry : los acentos no me van en mi ordenador hoy!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada paisana Nieves:

Sí, nos cuesta distinguir algunas veces entre fieras y personas, los perros son muy nobles, creo, están en otra categoría.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. A disfrutar el otoño!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Antoniatenea:

Tu interpretación es muy válida: bien puede ser una metáfora de uno mismo. Me gusta tu profundidad.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

justiciapoética dijo...

Saludos a todos.

Justo Poe.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias Justo por pasar.

Abrazos,
Frank.

Luissiana Naranjo dijo...

me gustó la nota de picardía y la historia que se cuenta!! abrazos amigo!
mi email es otro, el de hotmail hace rato se fue al desagüe.

luissianapoeta@mail.com

saludes

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Lussiana:

Gracias leer el texto y dejar mail.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Estimado Frank: es un hermoso poema, lleno de dulzura y sinceridad. Está bellamente escrito, claro, es muy diferente a la antipoesía que nos tienes acostumbrados. Es un placer, pasar y leer, textos tan logrados como los tuyos.
Un fuerte abrazo fraterno en este mundo de perros y gatos

More Baker dijo...

Saludos y cariños poeta. Pez no ve el agua, nadie aprecia lo que tiene.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga y camarada More:

Así mismo, casi siempre se aprecia el "objeto" hasta que se pierde. Mas hay personas que ni con la ausencia definitiva reaccionan por sus rasgos sicopáticos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Poeta Cristian Marcelo Sánchez:

Gracias amigo por tu opinión y me alegro que te guste el texto.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Carmendy dijo...

Muy bueno.
Reivindicativo y humano, como siempre, amigo Frank.
El perro también: el mejor amigo de la mujer.
Abrazos y feliz fin de semana.
Carmendy

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Carmendy:

Gracias por la lectura y opinión. Qué también la pases bien!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Laura Caro dijo...

Me gustan tus poemas con ese fino doble sentido. Para querer hay que aceptar el amor como es y como viene... nadie sueña de pequeño con ser la estatua que adorne la estancia; mejor la calle que la cas cuando ésta se convierte en cárcel.
He estado liada estos días, pero aquí estoy, recuperando lo que me perdí.
Un abrazo fuerte, Frank.
Un abrazo grande.

FRANK RUFFINO dijo...

Laurita amiga:

Gracias siempre por venir a infundir valor. Mañana iré también a disfrutar tus excelentes textos poéticos.

Abrazos,
Frank.

Roncahuita dijo...

Estimado amigo. Siempre es un placer leerte.

Gracias.

FEEDJIT Live Traffic Feed