Seguidores

martes, 3 de agosto de 2010

©Desapego



Últimamente espero
que las cosas vengan
hasta mi casa
y toquen tímidamente.

Les abro fingiendo
cierta sorpresa:
ah, aquí estáis,
buenas chicas, pasen,
acomódense en la sala,
o vayan directo a mi dormitorio,
u ocupen un lugar en el salón
y las deleitaré;
si desean hablar, hablamos…

Allá afuera nadie
os guarda consideración:
todos corren detrás de vosotras,
esos cazadores que han
querido llevaros por la fuerza
en grandes camiones hasta sus casas
o negocios, luego, al menor descuido
con toda razón alzáis vuelo
y el destino os va reacomodando.

Aprecio me halláis
escogido para vivir
por un buen tiempo, espero…

Solo hay una regla
en esta casa: si no os encontráis
cómodas o felices, pues, por donde
entraron y sin rencores de mi parte.

Por supuesto, las cosas
con mi tacto y devoción
casi nunca me abandonan;
meditan en sus viejas jaulas
donde los hombres
las habían confinado
para lucirlas como pájaros
o trabajarlas sin descanso,
o simplemente,
a falta de uso,
las acumulaban,

envejecían y extinguían.


***
©"Desapego", Frank Ruffino, Náralit, julio 2010.

32 comentarios:

Rossi dijo...

Hermano: Creo que este texto también es una gran metáfora: cuántas veces nos sentimos usadas como las cosas, o descuidadas o guardadas en un rincón de la casa?

Magnífico desde todo punto de vista!

Besos,
Rossi.

Alma Inquieta dijo...

Hola Frank,

enhorabuena por estos versos.
Ojalá nos hagan reflexionar y cambiar nuestras actitudes!

Un beso y buena semana.

FRANK RUFFINO dijo...

Gemela:

Hoy sí que andás aguda. Gracias por pasar.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Alma:

Creo, ese debe ser el objetivo de quien escribe. Buena semana para ti!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Laura Caro dijo...

Estás supercreativo hoy, Frank.
Es un lujo para los que te seguimos.
Buena regla la de tu casa; me gusta.
Lo que no me gusta es lo de ir en grupo; me gustan más las cosas de uno en uno.
=)
Un abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Laura:

Espero no estar bombardeándolos con basuritas del alma. El blog me entretiene bastante, aunque no subo todo lo que escribo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

ev dijo...

Queda espacio??? ;)
Ya en serio, si de verdad piensas así serías uno en un trillón, por eso lo escribes, sabes que así es. Tiempo para hablar, es muy importante.
Saludos

FRANK RUFFINO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Ev:

Mis padres siempre fueron muy sobrios en todo, seguro por la carencia que vivieron en España durante la dictadura de Francisco Franco. Soy un tipo que no me desvelo por vestir bien, ni tener muchos zapatos -solo dos pares- o corbatas (bueno no tengo traje entero), o ir a perseguir una marca de camisa -nunca voy a centros comerciales, claro, si debo entrar pues entro-, etc. Así con todo: me abruma tanta cosa, esa tonta energía ilusoria que depositamos en las cosas; si estas vienen, pues que vengan justas y necesarias, que puedan ser utilizadas día a día y así "santificarse" por el uso y la devoción de los dedos, manos o del cuerpo. Mi hermana mayor siempre trae a casa adornitos, figuritas representativas de algo... y más bien me estorban -veo todo muy infantil-. No encuentro sentido a lo que no es para uso doméstico, los adornos me ofuscan. Soy fiel creyente de la doctrina del desapego, así mi alma, espíritu, mente está más libre por si hay que iniciar el vuelo pronto de este mundo... y si no, pues tendré una larga vida coherente y bastante responsable con el medio ambiente. De joven era aficionado a coleccionar monedas, estampillas, cajetillas de cigarros, vasos de futbol… luego cercano a los 25 años empecé a desencantarme de la mayoría de las cosas y a encontrarle un sentido de torpeza a mis acciones repetitivas o acumulativas, todo producto de la avaricia y el egoísmo. También mucho más joven, con 16, dejé de ser religioso y hace algunos años a ser escéptico con casi todo...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

...donde debemos ser cómodos y agradables es en nuestro interior. Cuidar siempre que no caiga nuestra alma en el vacío de las cosas exteriores...

Antoniatenea dijo...

Cada vez te encuentro más profundo y evolucionado.Estoy contigo,cada vez necesito tener menos posesiones y más experiencias, menos figuritas, menos cosas. Te entiendo..hemos alamcanado tantas cosas inútiles, hemos sido esclavos para tanta posesión inútil..hemos envidiado hasta poseer tanta inutilidad que mientras hacíamos todo eso..la vida se nos escapaba en pertenencias y tiempos gastados en tenerlas. ....Ahora es parte de mi deseducación no querer ni pensar en piscinas...casas...joyas...figuras...coches..como antes fueron cromos...sellos...monedas...banderines...

Quiero tener minutos bellísimos... conversaciones preciosas..
amigos indispensables..
puestas de sol mágicas..
notas de música increibles...
trinos de ruiseñor.
Besos!!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Antoniatenea:

Hace dos años reventé mi teléfono móvil contra el pavimento, antes había también destruido como dos o tres más, esto porque me quitaban la paz y una dama pensó que era el objeto de ella...
Tampoco he tenido coche, bueno, uno, pero dado como pago en un negocio y lo vendí, aunque tengo licencia de conducir. No hay cosa mejor que conduzcan por uno los choferes de bus, de tren, aviadores, jajaja! Y de joyas nada de nada, ni siquiera uso reloj: vivo mi ritmo, no el impuesto por horarios o jefes...

Abrazos fratenos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

♥ Sussy* dijo...

Hola amigo* ando de visita en tu maravilloso
Blog! leyendo, tus escritos tan geniales, y Hermosos*
Me da mucho gusto saludarte! muchos besos y Abrazos* para ti, hasta pronto.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Sussy:

Gracias por dejar siempre en este espacio tu huella coqueta.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Ananda Nilayán dijo...

El desapego es un gran aprendizaje y quien lo consigue alcanza una gran libertad interna.
Y no hablo sólo de lo material, que se puede vivir con mucho menos de lo que se atesora, hablo del otro desapego, dejar ir situaciones, sentimientos, personas...
Ligerito el equipaje.

Qué buenos versos.

Un abrazo

ev dijo...

Hola de nuevo
Gracias por tu comentario de tu experiencia de vida, sin duda somos el resultado de nuestras vivencias y en ti han ido formando buenas cosas. Yo quisiera decir que no soy nada materialista, pero encuentro mucha satisfacción en las cosas bellas, y ahí hay trampa, porque así como Antoniatenea menciona cosas lindas al final de su texto, también lo son otras que son meramente utilitarias, o ni eso, quizás solo decorativas, pero el disfrutar de su belleza es lo que nos hace quererlas, que se yo: tener la casa bonita, un jardín con flores que atraigan mariposas, un espacio equipado para recibir a los amigos, cosas de esas, por tanto lo importante no es tener o no tener, es la motivación y la escala de valor que le damos a ello. Por supuesto que tener por tener, no tiene sentido, y todas las cosas en si tienen una razón de ser, psicológica.

Saludos

Saludos

Amelia Díaz dijo...

Eres uno de los poetas que más llegas dentro y creo que es por eso: porque no necesitas superfluoridades. Todo en ti es lo esencial.

Mi admiración y mi cariño.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ananda:

También en ese sentido aplico el desapego, claro, aquí entran en juego los sentimientos y no soy muy bueno haciendo sufrir a las personas, entonces a uno le toma un tiempo darse cuenta de que una compañera o amistad es más bien un lastre para nuestra vida. Después me llaman malo, cruel, actúan con despecho y venganza, lo que me dice que no me amaban o estimaban de verdad. Hace 14 años una novia con la que tenía una relación de tres años terminó conmigo. Era ella la mujer más inteligente conocida por mí, pero un día decidió poner fin a la relación: nunca la llamé ni la acosé ni supe más de ella. La pasé mal las primeras semanas, pues “X” había deseado cambiarme un poco y yo nunca accedí a sus intenciones, que al fin y al cabo tenían razón de ser. Bueno, por amarrarme bien los pantalones, a los seis meses me llamó e invitó al cine. Dije No. Y hasta la fecha. Tal vez no esperaba mi estoicismo, mi contenida manera de ser en algunas situaciones que requieren valor y dignidad –eso no es rencor, aún la quiero y aprecio, aún la veo alejarse de aquella plaza de altos árboles en medio de la ciudad que había elegido para darme la noticia de su decisión-.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Ev:

No hay problema en tener cosas, no podemos prescindir totalmente de ellas en un mundo físico. Dices bien las cosas. Nada más debemos llegar a una sobriedad coherente: una casa limpia, bonita, sencilla, "ergonómica", con las cosas necesarias para llevar una vida decente y agradable.

Antoniatenea ha llegado a darse cuenta del sentido de la vida, que muy pocos encuentran hoy en un mundo consumista y estresante por conseguir cosas y cosas sin objetivo vital, más que para alimentar la avaricia y el egoísmo, quitarnos la paz pues muchos recurren al crédito con el fin de mantener ese absurdo tren de vida, tan inhumano en un mundo con tantos millones de personas en extrema pobreza.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estima Amelia:

Gracias por tus sinceros cumplidos. Pero deseara realmente ser esencial en todo y es un camino largo que exige mucha coherencia y valor, pues desprenderse de personas y cosas siempre será un proceso difícil. Por supuesto: nunca renunciaríamos a quien nos ama y amamos de verdad, pero cómo cuesta encontrar ese nivel en este planeta donde hay tantas variables y factores en juego.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Marisa dijo...

Me encantó.
El destino de las cosas.
Cuantas amontonamos y guardamos
por si hacen falta y después
cansadas de dar vueltas, algunas
terminamos por deshacernos de ellas
y otras las seguimos guardando
porque están cerca del corazón.

Un fuerte abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Marisa:

...Guardándolas y pudriéndolas antes que dárselas a alguien que las necesita. El egoísmo y avaricia humana no tiene límites. Si se hace con la comida, imagina! Aquí cuando el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) estaba en su época de "oro" y despilfarro bizarro enterraban la leche, comida y jugos para no regalarlos a los necesitados -pues daban las tres comidas a sus obreros de proyectos hidroeléctricos-, y esta práctica por décadas. Eso no es nada nuevo: el sistema económico mundial actual es tan injusto que prefiere desechar el excedente de las consechas para no bajar los precios. En este planeta nadie en realidad debería de morir de inanición. Todo sobra, pero está desproporcionadamente e injustamente repartido.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

saltar del tren dijo...

Las cosas materiales terminan por expulsarnos de nuestro propio cuerpo desalojando las emociones y hasta nuestra propia esencia.
Me gustó mucho tu DESAPEGO.
Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga saltar del tren:

En tan pocas palabras lo describes bien. Un gusto.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

TriniReina dijo...

Desgraciadamente, las cosas se comienzan a apreciar cuando se pierden.

Saludos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa TriniReina:

...y quedamos, como decía Nino Bravo en su balada "Cartas amarillas", "...sentado -s- en la playa del olvido...". Cuánta tristeza, arrepentimiento, remordimiento... puede caber en un alma humana, diría que llenaría un agujero negro!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

malena ezcurra dijo...

Hay casas que están llenas de viento,
y a pesar de los abrazos nada queda.

Me fascina su poesía es clara, cristalina.


Lo abrazo y lo llevo a mi Spleen así no dejo de pasar por acá


M.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias por tu venida y lectura, y por enlazarte.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank

TORO SALVAJE dijo...

Que riqueza la del desapego y que ciegos están los que no lo ven.
Si al desapego le sumas el desarraigo puedes llegar a rozar la felicidad algún día.

Saludos.

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo Toro:

Por ahí es el rumbo y lo señalas con tu experiencia vital, artística y filosófica.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Abuela Ciber dijo...

Es la vida... todos somos usados, hasta que logramos ese...desapego.

Cariños

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Abuela Ciber:

Más tarde, más temprano o quizá nunca...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed