Seguidores

lunes, 30 de agosto de 2010

© Al natural



Despierto en mitad de un prado

como un viejo pastor de antaño:

por techo únicamente el cielo,

la alta yerba de cama...

y una confianza infinita

en los elementos!

El aroma silvestre del monte

invade mi rostro a las primeras luces del día…


Las seis pulsa el distante campanario

y miro allá abajo el lago;

al otro lado el pueblo blanco de niebla

aún duerme la mañana.


¡Verdes y amadas colinas de Náralit

que me pierden!

Inmerso en un aguacero

que ha durado toda la madrugada

sobre mi inconmovible sueño

de vinos y pena.


Ahora intuyo espíritus de los bosques cercanos

pendientes de mi ser

(mientras esta alma vagaba en otros mundos)

que alejaron la jauría de coyotes
deseosa de engullir entre sus fauces comunales

mi cuerpo espléndido y vigoroso.


Quito todas mis ropas,

las escurro y tiendo sobre una roca

abiertas al incipiente astro;

luego las dispongo

de nuevo en su sitio

y marcho caminando a casa

sin reprocharme nada.



***

© Del texto inédito: “Náralit: poemas y antipoemas”. “Al natural”, sábado, 28 de agosto de 2010.

Foto: colinas de Tilarán ("Náralit"), vista al lago Arenal. Abajo: otra vista desde este mismo punto. Al fondo el volcán Arenal activo desde 1968, y a su lado el cerro Chato, coloso dormido que alberga en su antiguo cráter un lagito misterioso. Algunos datos para que se hagan una idea de este cuerpo de agua llamado lago Arenal, pues había mucha arena, pero de la que se usa en el sector de la construcción: se extiende casi de mi pueblo -a 4 k su orilla más próxima- a lo largo de 35 kilómetros hasta llegar a las faldas del volcán Arenal (es casi como un larguísimo gusano: su máxima anchura es entre 3 ó 4 kilómetros aprox. Muchas veces lo he cruzado nadando. Por carretera, de mi pueblo hasta el volcán se dilata dos horas y media en un recorrido 65 kilómetros. Así que es un lago respetable).


El volcán Arenal en una toma más cercana. En 1968 era un cerrito -actualmente está casi a 2000 metros sobre el nivel del mar-. Tenía entonces tres años, y cuando explotó mató a 100 personas en Pueblo Nuevo y murieron miles de animales. Mi madre canaria se asustó tanto que convenció a mi padre manchego irnos a vivir a Tomelloso, en Ciudad Real, ahí estuvimos siete meses, luego en Tenerife, en la tierra de ella. Finalmente regresamos a "Náralit" en 1969, para sufrir un terremoto en abril de 1973, el mismo día que se mató el gran cantante Nino Bravo; yo cumplía ocho años de vida.

32 comentarios:

Barbara Himmel dijo...

...y de ti qué hubieras reprochado?
si tan sólo contigo el sueño te has llevado!,
mas,si de quitarte la ropa te has arrepentido,más se ha arrepentido el sol ,que en su vanidad,desnudo te ha visto...."
en ocasiones suelo comentar así,por que es lo que me deja tu escrito..
un beso...
Bárbara..
P.S:SI ES AHÍ DONDE VIVES...BELLO!!!

María Bote dijo...

Estimado amigo poeta. Vuelvo a visitarte y leerte después de mis vacaciones; como siempre, es un placer hacerlo.
Mi más sincera enhorabuena por el importante premio conseguido con "Sangre armada"

Besos. María

ev dijo...

Vaya, vives en un paraíso, y la música queda apenas con tu poema y este día de lluvia que acaba de ver el sol.
Abrazo Frank

Ananda Nilayán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
FRANK RUFFINO dijo...

Sí, estimada Bárbara: es aquí donde vivo y donde amanecí durmiendo el pasado sábado tras pasarme bastante de etílicos, y caminar unos 4 ó 5 kilómetros de mi casa hasta esos lares donde pescaba y era muy libre de adolescente (según yo iba para mi casa y terminé donde no era, mas tenía años de no llegar por tales parajes de ensoñación, aunque ahora el mundo es peligroso por tanto drogata suelto en campos y ciudades).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Ev:

Claro, seguro tú como costarricense has venido por esta región (?).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa María amiga:

Espero hayas disfrutado tus vacaciones. Un gusto de nuevo verte en acción bloguera.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ananda:

Por lo menos hiciste acto de presencia.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Rossi dijo...

Hermano: No le hagas mucha publicidad a este paraíso que ya advirtio "Ev", pues se nos puede llenar de europeos y gringos, y es mejor mantener todo rural y prístino.

Me conmovió el texto porque te retratas de cuerpo y alma. "Genio y figura hasta la sepultura". Y yo, tu gemela fraterna, no tengo ni un ápice de arriesgada.

Besos,
Rossi.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias gemela por tus palabras y advertencia: muy justa tratándose de esta zona privilegiada en el mundo y en esta galaxia -hasta donde conocemos-: no de cualquier pueblo se pueden ver seis volcanes grandes (Cordillera de Guanacaste: Volcán Arenal, Chato, Tenorio, Miravalles, Rincón de la Vieja y Orosi) y contar con dos lagos majestuosos como el Arenal y el Cote. Imagina con lo grande que es España y sin un coloso -excepto el Teide en nuestro Tenerife africano-. Este pueblo "Náralit" y región es como salida de un paisaje jurásico.

Abrazos,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

...no en vano el escritor José León Sánchez tiene como escenario esta región de su reciente novela "El domingo es primavera", en que narra una situación parecida al Vesubio cuando erupcionó sobre la ciudad de Pompeya, el único lugar, después de aquí, en que me gustaría vivir -creo, algo me liga a esa urbe romana-.

Laura Caro dijo...

A mí también me conmovió tu texto, Frank. Y me penetró en el corazón. Pude acompañarte en toda tu travesía etílica y sentir lo que sentías.
Si no fueras poeta, todo el paisaje hubiera sido el dolor de cabeza, pero tu sensibilidad es exquisita siempre.
Un abrazo grande.

Besos, Rossi.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Caro:

Gracias por tu empatía de poetisa verdadera, de lo contrario en vez de tu bella reflexión y solidaridad, hubieras dicho algo como esto: "este hombre es espantoso, un animal viviente en toda regla, salvaje, salvaje el pobre poeta maldito". Jajaja! Bueno, no especulo: le echo un poco de humor a la cosa.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Wílliam Venegas dijo...

Eyyyyy, bucólico se nos ha vuelto el "poeta maldito" con su buen poema de infatigables soledades, como una pastoral de Beethoven convertida en Sexta Sinfonía. Saludos, poeta, saludos a tus imágenes.

Marisa dijo...

Una delicia el poder
dormir con las estrellas
por techo y por colchón
la mullida hierba,
sin culpa ni remordimiento.

Es un placer poder disfrutar de
tus poemas.

Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado William:

Soy campesino por haber vivido toda mi existencia en el campo, excepto por siete u ocho años que pasé en Heredia cuando editaba El Florense. Tal vez no sé mucho de agricultura y ganadería, mas siendo parte de este escenario, ya te puedes imaginar...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Marisa:

Así lo describes bien: todo un placer aunarse lo más que se pueda a los elementos -eso somos-, nuestra verdadera naturaleza, en ella recargamos energías misteriosas y poderosas.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Makeda dijo...

Que preciosura,todo....yo también hubiese dejado las ropas y el alma..

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Makeda:

Gracias por exponer siempre aquí tu fina sensibilidad de mujer.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Willey (traslado este comentario del blog La huella del Ojo, de mi amigo, el crítico de cine William Venegas):

Ahora en estos tiempos el amor de pareja solo es dable si se poseen buenos $$$$$$$$ de por medio. Debemos dejarnos de romanticismos desfasados: "Amor con hambre no dura". Amor tuvo mi gran y santísima madre por mi heroico padre: dejó su Tenerife y su familia pudiente (hasta un masqués figuraba en mis ascendientes rufinos) y con muchos pretendientes, por venirse a América en pos del amor. Conoció a mi padre manchego cuando éste hizo escala en el puerto de Santa Cruz. Los pasajeros del trasatlántico bajaron a tomarse un recreo y ahí estaba ella en un parque tinerfeño con una prima en su banco alquilado. Mi padre republicado (herido en Teruel) pulcro, inteligente, valiente (autoexiliándose del franquismo) pero sin dinero, le solicitó el permiso para hablar con ellas. Eran solo dos horas, pero en ese corto lapso por lo menos mi madre le dio su dirección y se cartearon por espacio de 14 años. Luego se casaron con un poder, y año y medio después ella estaba en Limón, 1960. Había venido en un barco mercante alemán que tenía varios camarotes de lujo para pasajeros ricos (ella tenía un lugar de lujo en la mesa del capitán y los oficiales, esto por ser bellísima e intelectual: tocaba el piano, hablaba alemán, francés, italiano y algo de inglés...). Traía mi madre en aquel tiempo $5000 dólares que le cayeron estupendamente bien al incipiente matrimonio -mi padre trabajaba de administrador de los negocios de don Domingo Flaqué Montull (quien murió hace cuatro años con 103; mi padre se fue hace cinco años con 90)uno de los fundadores de Tilarán (la "Náralit" de mis poemas, al revés).
Ésta sí que es una historia de amor; ahora nos cuesta creer pasen y solo en las películas de otras épocas las apreciamos. Todo ha cambiado mucho: el ser humano común carece de importantes valores para la vida humana por ser presa de una sociedad de consumo salvaje y que aplica el sistema econonómico neoliberal, en el que todo tiene precio (y que no ha entrado -para Costa Rica- en vigor el tratado de libre comercio con el cruel Estado Chino. Para los gringos y los chinos naturaleza, pueblos, mujeres; "muertos latinos y negros" para hacer sus guerras... son solo productos a negociar... El único valor que abunda es el valor del vil metal. Una triste realidad, estimados amigos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. En la revista Proa de La Nación -también está en este blog, abajo- del pasado 15 de agosto le di de regalo de las madres a mi progenitora: una foto en la sección "gráficas del recuerdo" de Proa. Ahí aparecen juntos cuando se reencontraron en Costa Rica. Él tenía 42 y ella 32.

Ananda Nilayán dijo...

Querido Frank,
Más o menos te decía que despertar en la naturaleza siempre es grande, nos reconecta de nuevo, aunque la ropa esté húmeda. Volver sin reprocharse es nada es vivir, pero de manera fuida en aceptación.... vivir no más, sencillo.
Y te decía que me fascinan los volcanes, que dentro de unos días me voy a reunirme con ellos.

Espero que no venga un administrador y borre el comentario, y si lo hace, pues nada, te lo diré por correo.

Te mando un abrazo enorme.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Ananda:

Algo pasó que el sistema suprimió tu comentario, porque no hay manera de que nadie pueda hacerlo, excepto este servidor. Pero en 10 meses de este blog solo he borrado uno o dos comentarios bajo seudónimo que insultan o contienen envidia manifiesta.

Sobre lo de ser más natural con nuestra Madre Natura, pues así: acampando, mezclarse entre la selva, bañarse en los estanques naturales -posas-... aunque en mi caso fue todo muy natural producto de estar pasadón de vinillos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

SILVIA dijo...

Precioso despertar!
un abrazo!!!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Silvia:

Jolines: todos me tientan a seguir tan silvestre, de verdad, a lo mejor me transformo en un duende o espíritu del bosque. jajaja!, bromas, estimada Sil: siempre despertar en un paraje así será un honor!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

LEDESKA dijo...

He regresado a leer tus palabras me gustan sigo pensando que es un lujo llegar aca.. saludos y abrazos... gracias por dejarme buenos deseos a los mineros... muchas gracias..

Ledeska

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ledeska:

Bienvenida siempre.

Todos los días pendiente en las noticias de la situación de los 33 camaradas atrapados en el subsuelo. Si ellos fueran seres comunes y silvestres no aguantarían, se volverían locos y todo sería un caos, mas son mineros de profesión: ni por asomo la claustrofobia y otras inseguridades propias de quien no está acostumbrado a horadar la tierra. Siento que hasta el espíritu de Neruda está con ellos infundiéndoles valor y patriotismo en las mismas entrañas de la amada tierra chilena.


Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Mercedes Ridocci dijo...

Tu poema me ha hecho "vivir" el lugar y las sensaciones que describes.

Seguiré leyéndote

Un saludo

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Mercedes:

Uno es de donde es; aunque sea de un desierto debemos responder en cuerpo y alma por nuestra tierra. A la Sacra Madre Natura le somos agradecidos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Alma Inquieta dijo...

Hola,
paso a decirte que no sabría vivir sin mis amigos.
Para ti, que haces parte de ellos, va mi cariño y mi agradecimiento en forma de palabras escritas en mi blog. A acompañarlas hay un regalo hecho especialmente para ti...
Visita mi Estados de Alma y lo verás...

Un beso.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Alma inquieta:

Gracias por tus calurosas palabras. Claro y iré a tu espacio Estados del Alma.

Abrazos,
Frank.

Antoniatenea dijo...

Cuántos recuerdos en tus poemas mientras duermes entre tus elementos sintiéndote parte de ellos.
Y cuando marchas sin arrepentirte..es lo que debes hacer. No te arrepientas nunca de lo que has hecho..acaso sí de lo que no has hecho. Esa lluvia..esa hierba
..ese Naralit que hoy me entero que es Tilarán..esas explicaciones tuyas de los amores de antes. el de tus padres... Eran diferentes aquellos amores..¿quien esperaría hoy 14 años de carteos? ..es imposible de imaginar...pero no es bueno ni malo , la espontaneidad de hoy se acerca más a la naturaleza, lo natural no debe frenar..quizá si respetáramos más la naturaleza y nuestro ser natural..no habría tanta violencia ni luchas de poder en el mundo. Estoy casi segura.
Un beso!!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Antoniatenea:

Llegas profundo al tema: no había pensado eso: la espontaneidad de hoy, ciertísimo, nos acerca más a la naturaleza, aunque perdamos los valores de antaño como sociedad humana. Siempre se deja algo en el camino.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed