Seguidores

lunes, 3 de mayo de 2010

Tres textos inéditos de mayo

(1)
CIEN VERSOS BASTARÁN

Cien versos bastarán e iré quedo
a tratar con el sueño.
Antes sacaré la lengua noventa veces
diciendo “qué inútil mundo
donde alcanzar la cifra de tres es raro”.
Pobres efímeros pobres.
Y tú, vanidosa alma,
danzando con aire de eternidad
sus quince minutos de juventud.
Te has hecho de la fiesta
eclipsando todo desde el salón.
Aparto mi cuerpo,
repliego alas de agorero
y en un rincón murmura
mi vómito verde.


(2)

EL ÁNGEL VERDE ESPERA


El ángel verde espera.
Mide la respiración del pobre
encamado, percibe el pronto desenlace,
hace cuenta de sus últimos minutos,
sabe está en juego el futuro
de ángeles verdes.
Pasado mañana duendes negros
pondrán en escena el postrero numerito
y el ángel verde descenderá
al alma por pupila azul
que alguien olvidó fijar con un alfiler.
(3)
SOLITARIO, HÚMEDO ÁNGEL; PIEDRAVIVA

Solitario, húmedo ángel; piedraviva
por mi amarga calle de tres en punto.
Busqué, mas nada existía en el cielo,
solo tú, extraño dios de niebla
sobre el pavimento
haciéndose presente al primer día,
precipitada sustancia de mayo.
Prudente ángel,
piedra detenida en la noche
junto a mis alas sucias.

(4)
EXCITATIVA A UNA POETISA


Tristemente no llegaste
al punto del asombro
en los acordes finales cuando,
no sé por qué motivo,
diluiste el alma resultando
tu poder de locomoción inicial
a nivel de ostra.
Lo mío de ese año
entre ecos de un perro azul
superó con creces tu pobre
rabieta de niña suicida.
(Pero tienes para sí los códigos nocturnos
y su carga de sombras indeterminadas).
Nos falta superar
a los cantores de Nicarao
que viven de viejas glorias,
hoy, cajas de resonancias
desafinadas, cigarras discordes,
panteón de guturales zombis;
desubicados grillos en medio día
de este calcinado mayo.
Un hasta luego María,
prométeme que sacarás tu casta
cuando ellos te digan:
"¿Qué nos das?".

Resta ir al calendario
y fijar ese día entre fría elipsis.
Ten en cuenta eso.

***
©Frank Ruffino, texto inédito. Mayo 2010.
Cuadro ilustrando esta entrada de la poetisa y pintora Carmen Molins.

8 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Gracias Frank por tener esa deferencia hacia mi exponiendo mis pinturas, este no es un óleo esta pintado a algo aproximado a pastel.

Y de tus versos que decir, ellos hablan por si solos con tal facilidad... parecen querer salirse de la pantalla.

Besos y amor
je

FRANK RUFFINO dijo...

Carmen Molins:

El gusto es mío contar con uno de tus lienzos ilustrando la mayor parte de las entradas de este blog. Gracias a ti.

Gracias por leer y opinar.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

María Bote dijo...

Frank, te nos muestras en cada verso. Regalas tu más auténtico YO a tus lectores. Te enciendes, te apagas...Todo tú te haces poema.
Un lujo leerte.
Besos. María.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada poetisa María:

Gracias por tus sentidas palabras. Me animas.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Jorge Torres Daudet dijo...

Mi estimado Frank; cómo dibujas tus estados de ánimo; tu poesía es tu espejo, un tanto asombrado, del niño que quiere ser malo, sin conseguirlo, seguramente.
Un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Amigo Poeta Jorge:

Gracias por tu lectura y opinión sincera.

Abrazos,
Frank.

Antoniatenea dijo...

"Busqué, mas nada existía en el cielo,

solo tú, extraño dios de niebla

sobre el pavimento

haciéndose presente al primer día,

precipitada sustancia de mayo."

Cuando el ser racional que vive en mí tropieza contigo hay más signos de admiración y de interrogantes de los que alguien como yo ha hallado nunca en las palabras.....quizá ese buscar en el cielo...ese encontrar ese extraño dios de niebla...sea lo que resume respuestas...o quizá nunca hay que entender del todo....pero sí, sentir , sentí... sentí...¿¿¿acaso la poesía y el arte no es sentir....????..pero tu poesía me muestra igual que la de Carmen Molins, que yo soy de la tierra y sólo tengo un dedo sobre las estrellas y tú y Carmen, poetas queridos, teneis todo en las estrellas...y sólo la necesidad de vida os atrae a la tierra a ratos.

Permíteme que me saque mi sombrero ante ti y ante Carmen. Sois poetas hasta la médula.
Besos de estrellas y tierra mojada de lluvia.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Antoniatenea:

En un rincón de tu exquisita alma quizá existan más ricos filones para la poesía de los que tenga yo, si algo hay en mí.

Cometí el error de publicar cuatro textos de un solo, pues pocos leen ahora, menos reflexionan sobre lo escrito. Precisamente las líneas que subrayas son del único poema que hubiera dejado ahí, mas decidí crear nueva entrada para sacar ésta un poco de circulación.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Aquí principia la estación de lluvias, y los dioses de niebla salen de su hibernación a vivir, a cazar insectos que también vienen a nacer con las aguas. El ciclo de la vida no se detiene.

FEEDJIT Live Traffic Feed