Seguidores

martes, 20 de abril de 2010

ÁNGELES


Los ángeles son leves
como la sombra de la mariposa
y tienen para sí las alas del viento.

A los ángeles no se les duele el ser
ni duermen en cuartos
oscuros durante el día.
Son apenas presentidos en los sueños
y posan las profecías en tus labios.

Cuando un niño ríe en su cuna a solas
percibe el calor del ángel,
cuando los ladridos
y el canto de los gallos
se desatan en el silencio
aveces es que pasan
los ángeles en procesión
hacia las plazas
donde gustan mirar a los hombres.

Ellos guardan los secretos
para espantar a la Muerte
y de vez en vez interponen sus alas
entre esta amarga y tú
y saben bailar en hilos de luz.

***
©Frank Ruffino, del libro "Fíngida lágrima",
Sociedad Editora Alquimia 2000 (2003).

52 comentarios:

Antoniatenea dijo...

"Ellos guardan los secretos
para espantar a la Muerte
y de vez en vez interponen sus alas
entre esta amarga y tú
y saben bailar en hilos de luz."

Esos ángeles a veces los perciben los enamorados...
Tu poesía es diferente a las demás, más ensoñadora, más etérea. Esos ángeles, sabiendo espantar la muerte, son un trozo de belleza y esperanza...aunque no existan.
Petonets!!!

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Antoniatenea:

...aunque no existan. Exacto. No me refiero a esos ángeles manidos de las religiones, con alas jamás aerodinámicas y todo para ascender a los cielos. Mis ángeles son eso que tu dices: trozos de belleza y esperanza, belleza y esperanza llevadas dentro de los seres humanos. También la energía espiritual no comprendida por la ciencia, menos por nosotros, los no científicos de profesión. Todo ello se percibe: en la realidad, en los sueños, en la duermevela... en una sala de operaciones contra todos los pronósticos...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

...gracias por ser la primera en dejar comentario y energía...

Gizela dijo...

Ángeles con alas tensadas de palabras.
Viven etéreos en el pensamiento de un poeta
Y a cada latido escrito
Se dibujan suaves sobre las letras
aleteando aire cálido de versos.

Preciosos tus ángeles Frank!!!
Un abrazo poeta!!!!

Gizz

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Gizela:

Gracias por acudir al llamado de mis ángeles propios. Un placer tu presencia en este espacio.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FAYNA dijo...

Por eso es que cada uno de nosotros tenemos nuestro ángel de la guarda...
Un abrazo Frank.

Ana María Espinosa dijo...

Maravilloso Frank, yo creo en esos ángeles tan particulares.

MAJECARMU dijo...

Por encima de todas las religiones están los seres de energía y luz,que inspiran a la naturaleza..Ellos están ahí esperando ser intuidos..Te felicito por este poema transparente y lleno de encanto.

Espero,que alguna vez te dignes pasar mi blog y le digas a Antoniatenea,que a ella también la espero.

Te dejo mi abrazo manchego-madrileño.
M.Jesús

carmeloti dijo...

Amigo y estimado;

Me ha hecho mucha ilusión leerte en esta ocasión, principalmente porque siento adoración por los ángeles, esos enviados para hacernos más liviana la vida, yo más que a lo espirituales que seguramente estarán, me refiero a esos amigos que vienen cuando más los necesitamos sin haber sido llamados, perciben nuestro dolor y nos prestan sus alas para volar cuando las nuestras están rotas.

Los que nos visitan en los sueños con alas de viento, como bien dices...

Hay una imagen de una pintora N.Tomas, que los pinta con caras de niños picaros y lástimados, porque así son, ellos cargan con nuestras inseguiridades y reciben los golpes con alegría, para que nosotros podamos ser felices...

sedemiuqse dijo...

Es lindo.

La ilusión

Hoy la brisa arrulla primaveras
hechiza los vientos con un aliento.
y tus ojos suspiran por ver
florecido el desierto.

Hoy tus labios
llevan el color de la magia
Y tu corazón
Revive el sueño de antaño.

Hoy abrazas la esperanza
y acaricias los huecos
para llenarlos de ilusión.

Carmen Molins

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Fayna:

...el único vestigio de que un día fui religioso en mi lejana adolescencia, y aprendida de niño, esta oración:

"Ángel de mi guarda,
no me desampares
ni de noche ni de día,
si me desamparas,
qué será de mí!,
Ángel de la guarda,
ruega por mí".

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ana María:

La fe es lo trascendente en cada individuo, y esto, en cualesquiera sean sus creencias o no creencias.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

María Jesús ("MAJECARMU"):

Seres de luz, nuestro pensamiento de luz, esperanza, ilusión, sueños...

Iré y se lo diré a Antoniatenea, espéranos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Carmeloti:

Qué bien también te hagan ilusión los ángeles
y puedas sentir alivio espriritual al sentirte acompañada, quizá, tú en el centro, y los ángeles cerrando filas alrededor tuyo.

Buscaré los ángeles de esa pintora y me deleitaré con ellos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Carmen:

Gracias por tu bello poema. Algún día espero pintes tus ángeles con tu magnífico pincel.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

...más ángel que tú no puede haber...

Marialuisa Giovannini dijo...

Hola , Poeta Frank Rufino , a mi me gustan nuestros ángeles !!


Un abbraccio luminoso

P.S. y tambien tu nueva figurita del blog

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Marialuisa:

...Pues celebrémoslos!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

TORO SALVAJE dijo...

Tus ángeles son extraordinarios.
Me gustan.

Saludos.

FRANK RUFFINO dijo...

Toro amigo:

Gracias por venir, leer y opinar.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Luissiana Naranjo dijo...

hay personas con esa similitud angelical por eso creo en lo bueno, en la bondad, en lo intangible, en la fe -lejos de estatuillas- sino en una fe con sentido de humanidad.
Además cada ser tiene algo de ángel y demonio!!

FRANK RUFFINO dijo...

Estima amiga Luissiana:

Lo turbio y lo transparente, la virtud y el vicio, lo feo y lo bello... Todo lo que nos hace humanos. Si no, seríamos extraterrestres.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Ninfa Azul dijo...

Lo primero de todo darte las gracias por hacer que conozca tu estupendo blog,lleno de poemas preciosos,y por tus palabras,desde ahora mismito te sigo. amo la poesia..
como la sombra de la mariposa
y tienen para sí las alas del viento..genial poema..
Un gran abrazo.

Guisela Vargas dijo...

frank que hermoso poema, ..uno de los mejores que he tenido el gusto de leer. sin lugar a dudas un abordaje estupendo del tema...

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ninfa:

Gracias a ti, amiga, por venir, leer y opinar de este texto. Aprecio tus palabras.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Guisela amiga:

Qué bueno pases por aquí y te haga bien este poema.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

J.P. Morales dijo...

¿Qué será, Frank, lo que nos fascina a muchos sobre esta criatura alada tan curiosa? No soy creyente (entiendo que vos tampoco) pero los imagino como seres de absoluta libertad que vagan por todo el cosmos, tal vez en una búsqueda similar a la nuestra, aunque nosotros tratemos de luchar contra nuestra transitoriedad y ellos contra su eternidad. Me gustó mucho el poema, sobre todo la idea de que a los ángeles no les duele su existencia (lo cual afirma que a nosotros sí) y que ellos no duermen en cuartos oscuros durante el día, lo que los opone a nosotros (y, siendo ambicioso, me parece notar una oposición a los vampiros también). Los animales y los niños percibiendo a los ángeles me resulta una imagen muy hermosa. Ese reino de la sinrazón y la inocencia (¿no serán la misma cosa, al fin y al cabo?) que consigue trascender "más allá de lo evidente". Ahora, ¿guardan los secretos para espantar a la Muerte? Tal vez, pero en mi creencia estética, la Muerte, así con mayúscula, es un ángel también. Tarde o temprano vas a entender a qué me refiero. Saludos, un abrazo. Y disculpá por comentar tan poco tus poemas, pero en los blogs suelo leer rápido, y la poesía, como sabés, no se puede leer así.

Alicia María Abatilli dijo...

Hay un presentir de ángeles que nos despierta.
Leerte es sentir crecer las alas.
Abrazos.
Alicia

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo Juan Pablo Morales:

Una disección asombrosa has hecho de este poema mío, y lo mejor, que son tan nobles y ágiles tus manos de cirujano necrófago que hasta resucito como Lázaro. Hombre: escasos los comentarios que he recibido de esta factura impecable e incisiva. Te felicito.
Después se me han parado los pelos como cerdas de cepillo de acero. Te relato el contexto, para que vos mismo te asombres de tu también curiosidad portentosa de Sherlock Holmes:
Cuando compuse este texto, en 2003, un día estaba, como de costumbre, empinando el codo en el bar La embajada. En eso, ya próximo al cierre del establecimiento pasó por ahí a saludarme el poeta Jorge Charpentier (+).

-En qué andas, poeta? -me dijo.
-Ya no mucho: a diferencia de ti, yo empiezo a beber a las 10 de la mañana, y ya se me pasó la hora -le aclaré. Y le expliqué: “No me gusta andar de farra muy de noche: en mi juventud terminaba recalando en los puteros de Key Largo y Hotel del Rey; en vez de ir por lana salía trasquilado”.

-Ah, nosotros los ángeles amamos la noche -espetó Charpentier.

Entonces nos tomamos unos "wiskitos" más y me despedí, diciendo en mis adentros: "Ángel! Qué visión de sí mismo! Murciélago-vampiro serás y muy caro amigo, y de seguro ahora mismo sales de cacería". Llegué a mi apartamento de San Joaquín de Flores en Heredia, y escribí el texto “Ángeles” pensando en Charpentier.

********


La Muerte es un ángel también, no me contradigo. Unos espantan a otros: los "buenos" a los "malos"... aunque la Parca no es mala, su difícil y vapuleado oficio solo es parte del ciclo biológico. Lo comparto: estéticamente es un ángel oscuro, en oposición a la vida, el color, el aire...
Mi batallar con ese oscuro ángel que trabaja las 24 horas ha sido épicos. En duro duelo me he enfrascado con ella, pero solo el valor de mi espíritu me ha salvado para no sucumbir ante su guadaña (este instrumento de labranza no tiene que ver nada con metal, está fabricado de MIEDO PURO, con eso es suficiente para cortar en dos corazones y enloquecer cerebros). Si yo narrara esas andanzas muchos llorarían de tristeza. Una sola de ellas: en ese mismo día que te relato de mi encuentro nocturno y casual con Charpentier en La embajada, tenía casi un mes de padecer un hilito de sanguaza que, como fuente que impulsaba la Muerte, brotaba de la parte derecha de mi cuello y escurría por ese lado de mi cuerpo: camisa, jeans y luego a la media derecha. Cada 20 minutos debía ir al servicio de la cantina a escurrir esa prenda. Quién toma así, quién desafía el cáncer con guaroterapia! Esto es valentía pura y sinrazón! Pobre y vanidosos médicos que me advirtieron que los químicos y el alcohol no se llevan nada bien (es suicidio); más no perdí un solo cabello de mi cabeza ni un gramo de grasa ni músculo cedió ante la enfermedad del cáncer y sus miserias. Solo vean mis fotos en varias entradas más abajo haciendo proezas físicas, durante la quimio, un poco antes de que el cobalto acabara con mi barba, lo único que añoro de esos días!...

FRANK RUFFINO dijo...

…Esa herida me la dejó una cirugía tras extirpárseme un Linfoma no Hodgkin (60% contra 40% eran los pronósticos, malos muy malo dándole ventajas a este ángel). Luego cuatro meses de quimio y “un mes de cobalto en la parte derecha de mi cuello y garganta donde ya no crecerá nada, solo ella con sus huestes de horror si no cumplieran mis deseos póstumos” de incineración (así lo digo en un poema).
Pero este es solo uno de mis episodios con esta vieja huesuda y sorda, los hay peores y de otra factura contra la noche, los puñales, los maleantes, los ríos y una cabeza de agua mientras surfeaba en ella en un oscuro noviembre de mi juventud (20 años de edad) en el río María Aguilar o Torres (nunca lo supe) en donde me había lanzado de un puente para escapar de unos asesinos que de todos modos me iban a despedir por él, pero de cabeza. Luego, como si el que no desea sopa, le recetan dos platos, la tromba con basura y palos me llevó lejos con una pierna desgarrada de los ligamentos. A la mañana siguiente sobrevivir a un cuasi linchamiento de los habitantes de esos filos plutónicos... y una sirena de ambulancia, que no era para mí, me hizo incorporarme y salir a rastras por un trillo mientras las hienas afilaban sus cuchillos (pensaron felizmente los bobos que el sonido de la ambulancia era mi caso ya reportado)...

Mi Fingida lágrima habla de esto. Ese mismo año de 2003, meses antes de morir Charpentier, fui un heraldo de los más negros de que se tenga noticia (no sé si soy brujo o ángel, pero algo soy...). El pasado año reproduje en este blog el texto "Hoy te darás a la niebla". Fue el epitafio que le dediqué en vida al poeta Jorge Charpentier. Esta osadía premonitoria me costó un duelo con la Parca, el que les he relatado de la enfermedad, por meterme en sus dominios. El mismo día que lo encontraban yo iniciaba, tras cuatro meses de quimio, las sesiones de Cobalto. Estaba entrando al Hospital México cuando sonó mi celular (ya no tengo aparatito de molestarse el alma uno, hace dos años lo estrellé contra el suelo en una cantina). Era el poeta Alberto Fonseca dándome la noticia del hallazgo del cuerpo del vate Charpentier. Esa misma tarde, tras salir del hospital me fui a La Vasconia a beber. Salí como a las nueve de la noche y me dirigí algo borracho a La Embajada, al cruzar la calle no me percaté que venía un taxi a buena velocidad: me levantó por un costado y caí en la acera del otro lado. El taxista se bajó gritando: “Lo reventé, lo reventé”. Ya para cuando llegó a mi lado estaba incorporado sacudiéndome el pantalón y las nalgas. “Nada, tuve suerte. No voy al hospital, de allí vengo. Gracias”. Y seguí como si nada al bar donde terminé de emborrarme de licor, de pena y pequeños sobresaltos…
Yo de la muerte entiendo mucho porque fui a por ella, salí chamuscado y hecho trizas, pero recuperé todo lo mío, hasta el colmo de tener más fuerza física y vigor que hace 10 años.
Y como si el ángel de la vida se burlara descaradamente de su colega, la Muerte: tengo un lindo hijo de año y dos meses, la viva imagen mía de pequeño!

Jajajajaja! Cómo no voy a reír siempre a carcajadas!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Alicia María:

Gracias por venir, leer y opinar a cerca de estos ángeles, que como dices bien "hay un presentir de ángeles que nos despierta".

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta Juan Pablo M. y amigos:

...sobre mi relato vivencial:

Paradojas de la vida: ahora, más que los ángeles negros con los que me enfrento en mi vida, hieren más los celos y la posesión de mi actual compañera. Debo librarme de este hastío y acoso. Para qué confites en el infierno!

FRANK RUFFINO dijo...

Amigos: este es el poema premonitorio que ya aparecía publicado en "Fingida lágrima", en 2003 y que resultó el epitafio en vida del poeta Jorge Charpentier. Lo había subido hace unos meses, mas había eliminado esa entrada.

HOY TE DARÁS A LA NIEBLA

Hoy te darás a la niebla.
Te olvidarás de tu vestido
y pondrás pie desnudo
en el camino.

A la niebla hoy te darás
enhiesto como un mástil.

Señor gallardo de atardeceres,
palomas negras hay en la trinchera
amarga de tus ojos.

Quién sabe, a lo mejor poeta,
tomaremos el vino
a la orilla del mar,
mantel albo hasta la arena.

Desde allá los marinos
nos verán como dos murciélagos
exóticos tomando la sangre de la vida.

Hoy nos daremos a la niebla.
Coloca en tu portón el ya no estoy más
y en tu buzón se oxidan los lamentos
y los ruegos de perdones,
pero que tu azucena acompañe
dándole guerra a los tenazas de la playa.

Sordina el móvil de acabarse uno la paz,
deja a este salobre señor
hincarle el ácido que se merece.
(Ése enano de molestarse el alma ya no ruida).

A la niebla hoy te darás.
Brindemos aquí todavía
el vino amargo de la indiferencia.

Alguien pinta a los dos negros
extrañados (mantel albo te he dicho).
Allá el sol toca su cuerno
de las seis puntualmente:
qué mejor reloj que el natural!

Luna perfila en el collado,
todo es estrelloso,
regresan los del mar
y se han puesto a la india
al ver algo inexplicable en su ribera.

Aplauden,
aplauden,
aplauden.

(Merecidas medallas
que nunca llevaremos prendidas).

Cantan aladas niñas
con sus canastos llenos de aroma
y Gauguin capitanea las musas morenas.
Eternizados estábamos al óleo
del arribado pintor,
qué dos sangres azules del enigma
que un día pensara!

Anuncian las mariposas que viene,
nadie en las orillas,
qué escurrirse el alma en sonrisas poetas,
nos cubre la noche jamás vista:

la pintura del lienzo
escurre al tapiz mohoso,
y del cielo de la choza
se columpia la sombra,
da el último pincelazo
y exhala.

*****

(El poemario "Fingida lágrima" se compone de 41 poemas y fue editado en 2003 por Alquimia 2000 junto a otro poemario mío. Es muy poco conocido pues nunca lo presenté y prácticamente no se distribuyó, excepto en algunas cantinas de barrio Amón donde varios (as) vates impertérritos vociferamos con esos versos).

*****

El siguiente poema justificaba el título de ese poemario y cerraba el mismo. También se los comparto:


FINGIDA LÁGRIMA

Tarde de no saber el recuerdo
ni la peor espina que hinca en el alma
ni sabe cómo dolerse de hiel.

No saber el alma en esta tarde,
uno desata el canto,
la hoja resbala un mar,
escucho mi nombre de lejos:
es un amigo aleteando sus manos.
"Tanto tiempo, hermano"-finje una lágrima.
"¿Cuál?", le respondo.
Y se va con el adiós de las falacias
sin saber que de él yo ni me acuerdo
en tarde de no saber el recuerdo
ni dolerse el alma.

FRANK RUFFINO dijo...

Y para remachar más de ángeles premonitorios y Parca, en la entrada anterior publiqué el poema "Tal vez si callo muero", esto antes de saber que tenía ese ángel negro creciendo en mi cuello, bajo mi barba.

MarianGardi dijo...

Fran, hay muchos ángeles que son tan personas como tú están aquí en cuerpo físico.
Les reconocerás por el brillo de su mirada y su humildad, también por la sonrisa, son inofensivos, y nunca te niegan su palabra.
Un abrazo sincero en amistad y poesía

MarianGardi dijo...

Cielo tu vida ha sido dura, pero de ello has surgido fortalecido.
Un abrazo

MarianGardi dijo...

A mi me encanta tu generosidad al darte y buscar a los demás, te gusta sentir a los otros, eso es que tienes algo muy valioso dentro de ti.
Otro beso, no te quejarás que no tienes mimos y afecto

sedemiuqse dijo...

Y este hombre es Frank, el Poeta Frank Ruffino. Todo, todo lo que has sido ha hecho de ti. Este hombre al que se le quiere.

Besos y muchisimo amor
je

sedemiuqse dijo...

El interior del templo

Hoy las letras navegan
con rumbo a cualquier lugar
están nubladas, grises
de tanto adolecerse.

las manos recogen el temblor
de todos los ángeles, dioses…
los pasos se acortan
los músculos son hermanos de la roca.

El sonido de la voz se ahoga
antes de llegar a la garganta
y las neuronas huyen
como el caracol de la sombra.

El templo que tus ojos miran
esta agrietado…
En sus paredes se abandonan
las miradas trémulas.

indolencias externas
hacen surco en sus paredes
pero tras el portón de acero
vive la esencia…
Un oasis de sueños.

Carmen Molins

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Frank, es un poema brillante y estremecedor, Eunice tenía ángel, veo que vos también lo tenés.
Salud, poeta!

María Bote dijo...

¡me encantan los ángeles! Si no existen, tendremos que crearlos en nuestra imaginación.
Un poema extraordinario, Frank, como siempre, un lujo leerte.
Besos. María.

FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa MarianGardi:

Ángeles pertinentes como tú, de tanta energía! ¿Qué sería el mundo sin vosotros?

...Basta ir a tu blog y advertir el orden de tu casa, de los pensamientos, de las cosas del alma, de un necesario orden para la vida...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Poetisa Carmen Molins ("Sedemiuqse"):

Gracias también por tus palabras.
El poema absoluto, contundente, esclarecedor...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísimo Poeta Cristian Marcelo Sánchez:

Eunice Odio, como la han llamado por ahí en un ensayo, y muy atinadamente: Eunice Amor.

En "Viaje de ausentes" tengo un texto acerca de ella y yo (qué petulante, jajaja!), te lo comparto:

DIÁLOGO SOSPECHOSO CON EUNICE ODIO

Quedaste en esa foto
como si nada pasara en tu vida,
y se acercara
un cumpleaños más.

Ebrios hablamos del estado
del tiempo y espíritu.

Creo que de vez en cuando dices.
Preguntas cómo va mi poema
y yo digo que sí.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga poetisa María Bote:

...o por eso los inventamos junto a los dioses. Sucede que los primeros sí existen en los términos planteados en esta entrada que se me convirtió en toda una sala tertuliana para la sana discusión.

Un gusto tu paso y huella de ángel.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

J.P. Morales dijo...

Mae Frank, muy conmovedor todo tu relato. Han sido duras pruebas definitivamente, pero a la vez, tu historia es de esas que dan mucha esperanza. Manda güevo, uno se la pasa quejándose de muchas cosas contra las que cree que no puede y vos has librado luchas hasta con asuntos gravísimos de salud y has salido casi que mejor de como estabas. Me alegra mucho saber que, luego de tan difíciles experiencias, estás tan bien. Ahora, espero que no hayás entendido lo de "tarde o temprano vas a entender a qué me refiero", como una especie de reto o de "ya vas a ver lo que es la vida". Jamás le diría eso a un mayor, e imaginate lo mal que hubiera quedado yo de habértelo dicho a vos, que ya has andado tanto. Lo que quería decir (lo dije así, cifrado, para no sonar petulante o algo) es que una novela mía, que ya había escrito pero está en proceso de reescritura, tiene como personaje principal a este "ángel" de la Muerte, que vos conocés tan bien. La personificación de esa entidad es un tema que me apasiona, y le he dado un nombre y una apariencia propias y todo. No voy a adelantar nada, mejor luego, algún día que leás mi texto. Y respecto a mi comentario, de verdad que fueron asombrosos los aciertos que hice sin conocer tu historia, jeje. Casualidades, así pasa. Un abrazo, nos hablamos.

J.P. Morales dijo...

Por cierto (perdón por dejar oooootro comentario, pero se me olvidó decir esto en el anterior), hace como un mes conseguí precisamente un ejemplar de Fingida lágrima, el que viene con Torre de vigilias. No lo he podido leer porque la U me tiene preso, pero apenas pueda le entro. Ahí te daré mi parecer de humilde poeta. Fue en la librería Claraluna. Hasta luego.

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta Juan Pablo amigo:

Sí, en Claraluna dejé como 25 libros, esto desde el 2003 y no he ido, ni volveré. Jajaja!
El libro era como un experimento, pero tiene cosas rescatables y que se pueden mejorar. Precisamente lo que he subido a este blog es lo mejor.

Lo de la Parca, bueno, ojalá termines de escribir tu novela. Posees mucha madera y a grandes escritores de amigos como Alexánder Obando que te puede dirigir y dar consejos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

TriniReina dijo...

Que a ninguno de nosotros nos abandone nuestro ángel o nuestros ángeles, porque a veces, nos ronda más de uno.

Muy bello

Saludos

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga TriniReina:

Tiempito de no tenerte por aquí. Un gusto.

...Nos abandonan si lo deseamos. Cada quien con los suyos según su alma y levadura espiritual.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Jorge Torres Daudet dijo...

Siempre es un placer leer tus versos. Hoy te dar´´as a la niebla; ya lo hab´´ia le´´ido...
Dejo de escribir porque el ordenador y sus acentos me desquicia.
Un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo:

Gracias, eso me pasa a mí. Ahorita viene una tromba con rayos y todo: inicio de estación lluviosa. Apago el equipo.

Abrazos fraternos en Amista y Poesía verdaderas,

Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed