Seguidores

domingo, 7 de febrero de 2010

Las cartas que también juegas

Foto de Liz Taylor.

Es tan lento irse muriendo.
Imperceptible
unos bellos ojos
hasta ser fosas comunes
de todo lo andado
donde solo ondean
harapos de lo que fueron
infancia y juventud,
firmes banderas paradas en el viento.

Y nos salva la memoria
que esconde el error,
como cuando dices
lo difícil de corregir
tus poemas
porque leemos de memoria.

Es tan lento irse muriendo
por el camino natural de morirse.
Cada día, entonces, nos damos
ventajas,
el torpe beneficio de la duda
para mirarnos los mismos
en nuestros veinte.

Es la tiranía cotidiana,
este juego de reflejos:
un baile absurdo
donde uno termina por tropezar
y caer al fondo de la mentira
ciegamente,
lejos de la verdad
que ven los otros en uno,
cerca de la verdad
que vemos en los otros.

Tú llamas a mi madre “papiro”,
ella, que cada mañana
contempla una joven en el espejo:
la luminosidad azul de sus ojos
que es la misma la engaña,
que la vida con ella
ha hecho concesiones
exclusivas y son las otras
las verdaderas viejas,
las pobres viejas sin elixir.
No ella. Tampoco tú
que vas camino a su perdición
de vivir el juego de lo efímero,
las cartas que también juegas.


(Del texto inédito de 2005 "Paraísos del viento")

26 comentarios:

Alexánder Obando dijo...

Muy bello. Es un poema intenso.

Gracias, Frank.

Adolfo Payés dijo...

Un excelente poema.. poeta..

Todo un placer pasar a leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas una semana excelente..

sedemiuqse dijo...

Porque quién sabe qué, o quizás, todos lo sepamos, pero no recordamos, quizás todo sea un espejismo, o algo que ya fue, o quizás seamos un sueño de una mente imaginativa,sea lo que sea, nosotros creemos que "somos" y pasamos por un tiempo que no existe y vemos todo en los demás y nada en nosotros. Y nos complicamos ....Cada uno lleva su "verdad" y la suya no es la tuya y viceversa. Pero todas hacen una verdad.

Si es un lento morir, también será un lento vivir ¿no? porque en esa lentitud en la que mueres, vives.
No será que todo es segun con los ojos que miremos?
El "tiempo" que dure el juego, será toda nuestra vida.

Es un poema profundo.

Besos y amor
je

Editorial Perro Azul dijo...

Hola! Perro Azul tiene nuevo blog con catálogo en construcción. Saludos!

Paco Alonso dijo...

Siempre morimos un poco día a día...
Muy hermoso lo que nos ofreces en este día, es un placer siempre acercarse a tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder: Bueno tenerte por aquí leyendo estas líneas mías.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Adolfo:

Qué bien siempre contar con tu opinión sincera. Este texto forma parte de otro grupo de 2005 con la temática de la belleza femenina y lo efímero. Pasa que nunca lo publiqué pues apenas escribo algo me decepciono. Bueno, ya he ido suavizando un poco mi rigidez con lo que escribo, y este tipo de espacio me permite compartir más (aún soy escéptico incorregible conmigo mismo).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Carmen:

Has diseccionado este texto con toda claridad, con fino escalpelo (perdona mi redundar)filosófico. Casi que te sale un tratado en esta materia. Gracias por el tiempo dedicado a ello. Siempre es un honor contar contigo.

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Tocayo Paco:

Siempre gracias por leer y opinar. Haré el propósito de ir a tu espacio (ya te debo varias visitas).

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Ediciones Perro Azul:

Enbuenahora por saber de ustedes. Estaré sumándome a su blog.

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Rossi dijo...

Frank: No sé, pero tienes una bella forma de deprimir a las mujeres.

Besos,
Rossi.

Rembrandt dijo...

Será que cuando nos paramos frente a un espejo somos condescendientes con lo que allí se refleja?
Quizás sean los ojos del alma los que miran, no?

Que bellos ojos los de Liz.
Besos para tí.
REM

FRANK RUFFINO dijo...

Rem:

Qué bueno saber de ti!

Sí: por decorar el post con ella. No quise hacer mofa de Liz poniendo una foto de ahora, como punto de comparación. No se lo merece (ni nadie). Pero sirva para ilustrar en algo mi texto, que ya se explica por sí mismo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Mañana voy por tu espacio.

Esencia dijo...

Se muere sí...mueren las escamas... muere lo colores, mueren las firmezas, las tersuras... va muriendo el lustroso envase... pero, ¿ Qu hy de los sueños de las ganas de sentir?

Se muere... pero tambien se renace... desde un prisma mucho mejor y sin cosmética que adultere.

Poema impreso en reflexión.

Saludos

Con cariño, esencia.

FRANK RUFFINO dijo...

Esencia:

Esenciales palabras las tuyas. El espíritu es incólume: nos permite ser jóvenes siempre, incluso, hasta después de la extinción de este cascarón (en permanente derrota) que llamamos cuerpo humano.

Gracias por traer reflexión a este espacio,

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Rossi dijo...

Frank: comparto plenamente lo que dijo Esencia y lo que tú replicas.

Felicidades,
Rossi.

juan carlos olivas dijo...

Oh Dios, ahora si te rejaste un poemazo!!! este va conmigo, en serio, qué bueno!! creo Frank, que es el mejor que te he leído! el estribillo "es tan lento irse muriendo" es simplemnte hermoso y desgarrador!!!

Un abrazo!!

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta JCO:

Imagina que tengo varios de este estilo en un texto homogéneo. Pero los recluí en el cajón hace años pues no creí tuvieran nada espectacular. Bueno: si te parece, algo guardan esas líneas.

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Antoniatenea dijo...

Es durísimo lo que dices en este poema, duro cortante y bello.
Me parece que todos podemos sentir eso pero cuando lo has escrito...¿no has tenido compasión?. Así sois los artistas, los poetas cuando sabeis transmitir...es una flecha al centro del alma.Herida pero con estilo.

Escribes ........¡¡me encanta como escribes!!

Creo que cuando me haga más viejecita y me mire al espejo siempre recordaré que son las otras las pobres viejas sin elixir y sonreiré....:))

FRANK RUFFINO dijo...

Antoniatenea:

...Te falta mucho para eso. Además: el espíritu es lo importante. Ahí es donde la juventud nunca varía, y, aunque nos veamos al espejo, nuestro cerebro siempre tendrá ante él la imagen de nosotros mismos más preciada.

Un gusto te haya gustado este texto y que vengas por este espacio,

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

María Bote dijo...

Nos miramos con indulgencia porque, en el espíritu siempre está la niña y la joven que fuimos.
No matéis a la niña que llevo dentro,
Quiero que esté conmigo cada día,
porque en todo proclama la poesía
y me despoja de los sufrimientos...
Me gustaría recibir alguna vez tu visita.
Besos. María.

FRANK RUFFINO dijo...

María:

Feliz siempre de tenerte por este espacio y de tus certeras palabras. Por supuesto, amiga, iré hoy mismo a tu blog a recorrer tus versos.

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

carmeloti dijo...

Tengo que dar las gracias que una pluma como usted se haya dignado en leerme, y decirte que este poema me erizo la piel, pues cada dia que muero es una oportunidad que le doy a la vida a robarle segundos a la muerte, las arrugan comienzan a ser compañeras, pero cada dia me libero de lo que la codicia me ata.
No quiero vivir alienada en una juventud pasajera, ni sentir los veinte por la eternidad, quiero saborear el vino y mirarme al espejo recordando sin herirme.
No me preguntes la edad que tengo, preguntame cuanto he vivido..............

FRANK RUFFINO dijo...

Carmeloti:

...El honor es mío de tenerte en este espacio. Que te haya afectado positivamente en algo este texto. Que las arrugas, de veras, no significan nada con un espíritu joven como el tuyo. Que la muerte no debe ser un obstáculo para ser felicies, que venga ella cuando venga, cuando le dé la gana porque no podemos hacer nada para contenerla. Que la vanidad es absurda y arma de doble filo. Que la juventud de esta carne es un soplo como lo es todo en el universo físico si empleamos otras escalas asombrosas. Que es mejor disfrutar: beber vino, deleitarse con exquisitos platillos, con caros amigos... Que al mirarnos al espejo siempre tengamos una sonrisa para nosotros mismos, la mejor aceptación de la finitud del cuerpo. Que la edad tuya es la que desees fijar para ti porque el espíritu no envejece si es libre de ataduras...

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

María dijo...

Es cierto, nos salva la memoria, pero qué pena cómo van quedando los mitos, pero son humanos, como nosotros, y nadie se salva del paso de los años.

Bonito poema, gracias por hacerme venir a él.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga María:

Ante el espejo el cerebro, como mecanismo defensivo para mantener una salud mental adecuada llena de autoestima (tan necesaria en este mundo consumista y superficial), nos remite a la imagen del pasado cuando todos, o casi todos, éramos de buen ver. Esa es mi teoría, no sé si así será...

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed