Seguidores

sábado, 23 de enero de 2010

Tuyo será el sol en muchos días

"Despertar", de la pintora y poeta sevillana Carmen Molins.

A mi hijo Octavio


Tuyo será el sol en muchos días,
como fue antes de los míos.

Serán las calles de tus pasos,
será el cielo de tus ojos,
será tu recuerdo de mí,
del que recordaba también
a los suyos en su día,
de los que se fueron
despidiéndose con sus manos.

Tuyo será el sueño
donde estaré siempre de regreso
en ese mundo de posibles
encuentros,
sin espacio,
sin vida,
sin tiempo,
tomados solo del espíritu pleno
que ya no espera,
que ya no teme,
que nada recuerda,

con solo nuestra esencia
levitando en el vacío.


(Del texto inédito de 2009 “Aire en celo”)

33 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Suyo será el sol en muchos días..
Una huella al descubierto, tu inspiración
Lo mejor de los frutos que existe en tu huerto.

Gracias por compartirlos.

Cálido abrazo.

sedemiuqse dijo...

Precioso....Levitando en un vacío lleno de esencia...

Besos y amor
je

sedemiuqse dijo...

Perdona se me olvido agradecerte este precioso detalle de poner mis sencillas pinturas.

Besos y amor
je

Paloma Corrales dijo...

Hermoso, como una verdad vivida e incrustada en un trozo de realidad para que los sueños permanezcan en ese invisible hilo que les une a nuestra esencia.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Bello poema.. es un gusto leerte.


Un abrazo
Saludos fraternos..

FRANK RUFFINO dijo...

Paco: agradecido siempre por tus comentarios.

Un abrazo,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Carmen Molins ("Sedemiuqse"): levitanto en tu "despertar". Sería bueno un punto de encuentro en ese Edén...

Un beso,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Paloma: gracias por tu vuelo hasta aquí. Siempre es bueno contar con tu opinión sincera.

Un beso,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Adolfo: bueno, días de no aterrizar aquí. Me imagino cómo está todo y todos en ese Canadá bello y frío.

Un abrazo fraterno,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Carmen ("Sedemiupse"): lo olvidaba: ojalá yo pintara como tú: has logrado la esencia, y la esencia siempre es sencilla.

Un beso,
Frank.

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Un muy buen poema, Frank, esencial, como debiera ser la poesía. Me gustó mucho el comentario que le dejaste a Alexander sobre los premios nacionales, yo me mantengo en el exilio de ese mundillo literario, prefiero dedicarme a rescatar poetas olvidados, señalar lo bueno que tiene nuestra poesía, porque al final es nuestra, de los lectores y de aquellos que creen que hay mucho talento en tiquicia.
Saludos!

FRANK RUFFINO dijo...

Cristian Marcelo: gracias poeta por leer estas líneas.

Sobre este mundillo dices bien: mejor autodesterrarse antes de salir con un ataque de nervios o algo peor. Ya tú realizas una excelsa labor con honor y bríos: no la hace ni el gobierno, imagina entonces! Pero tu solitario trabajo como poeta y defensor de los olvidados con calidad no está en el vacío.

Para luchar contra los cenáculos literarios y artísticos de Costa Rica no creo se pueda hacer con una roca y una honda, haría falta literalmente acabar con todo a puro fuego, pero eso es imposible, y es una lástima.

Abrazos fraternos,
Frank.

María Bote dijo...

bello poema y bella pintura. Gracias por compartirlo. un placer visitar tu blog.
Besos. María.

María BlancaNieves dijo...

Es bellísimo este poema querido Frank, aunque sin quererlo, pude advertir ciertas pinceladas de tristeza, tal vez me equivoqué y situé tu esencia en el futuro eterno, allá, donde no es posible el regreso.
Soñar nos enriquece y fortalece las esperanzas.

Mis respetos a este que considero un excelso poema escrito con el alma.

Un beso con cariño.

FRANK RUFFINO dijo...

Gracias María por tu paseso por aquí, por apreciar estas líneas y la pintura de Carmen.

Besos,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

María Blacanieves: Un honor amiga mía contar con estas palabras tuyas. Y no te equivocas, dices bien: hablo ya de ese esencia eterna que mora en nosotros y busca nuevamente desprenderse de las ataduras físicas.

Feliz también de que te hayan gustado estas humildes líneas.

Besos y abrazos,
Frank.

catorcecerocuatro dijo...

Bonito Poema, con ternura y amor.

Gracias por tus palabras en mi blog.

Saludos, soy 04

FRANK RUFFINO dijo...

04: estamos para secundar las causas nobles y justas, y tu México es todo un universo por descubrir desde sus sabias culturas indígenas.

Es lastimoso que unos cuantos vampiros inescrupulosos estén desangrándolo.

Un abrazo,
Frank.

P.D. ya vi que hiciste nueva publicación, mañana dejaré mi humilde opinión de tu artículo.

daniela dijo...

La semilla, esa semilla de la memoria en la que seguiremos viviendo eternos mientras el recuerdo perdure en alguna mente.
Gracias por su entrega.

juan carlos olivas dijo...

Estimadísimo Frank:

Qué emotividad tan grande la que posee este poema! Es para agarrarte las entrañas tirarlas contra la pared y luego devolverlas al vientre con mucho más dolor, el verdadero!

En buenahora amigo!
Un abrazo!

FRANK RUFFINO dijo...

Poeta amigo Olivas:

Lo escribí por lo mismo. Cosas del destino: no me parezco a mi padre (salí a la familia canaria de mi madre: a los Rufino), sin embargo, mi tercer hijo varón, Octavio, que pronto cumplirá un año, es todo mi progenitor...

En ese contexto derramé, tal vez, más sentimiento de la cuenta, casi haciendo que ese poema estuviera peligrosamente pasando el hilo entre lo artístico y lo cursi...Pero bueno, creo, me la jugué, y si te parece emotivo con mesura, vale el texto como un documento personalísimo de un instante angustioso de mi existencia.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Daniela:

Disculpa mi atolondramiento por no responderte de primero.

Por supuesto: es como una semilla el recuerdo que tendrán de nosotros los que nos sobrevivan y de aquéllos, que a través del arte, nos descubran algún día y les diga uno algo humano a ellos mismos en su tiempo: no cambia la naturaleza del hombre, pues el amor, el miedo, la amistad... son cosas perdurables y que cada quien experimentará en su época.

Un beso y abrazo,
Frank.

Sandra Pasquini dijo...

Un canto de Padre y los días, días para un hijo, días en que un hijo y sus cielos... los sueños, la memoria, más que nada la herencia natural y la sangre.
Delicadísimos versos.
Un gusto leerte, seguiré regresando.

FRANK RUFFINO dijo...

Sandra: del sur te recibo con gratitud... Por tus certeras palabras acerca de este texto.

Un beso,
Frank.

Antoniatenea dijo...

Frank:
Qué bonitas líneas...cuánto sentimiento...cuanta vivencia vibrante de tu existencia para ofrecerle eso a tu hijo...que no sé si es real pero que si lo es debe estar orgulloso de tener un papá tan artista y tan vital a la vez...Me gusta el sentimiento que llevan tus palabras.
Leí lo de Costa Rica y es un privilegio vivir en ese paraíso...y cuando llovía fuerte todas las tardes con su tormenta y veía todas esas hojas verdes enormes y esas flores tan diferentes de las de España...pensé que ahí en tu pais hay veces que se tienen ganas de bailar bajo la lluvia de felicidad y no me tomes por tonta...tal como siento..te expreso.
Un besazo!

Isabel Romana dijo...

Bellísimo poema, frank. Así me imagino yo que ha de ser la "eternidad" de las personas como nosotros, que sólo duraremos lo que dure nuestro recuerdo en las personas que nos aman y a las que hemos amado. Emocionante. Saludos cordiales.

patxi dijo...

Hola amigo,primeramente decirte que tu lectura se recorre bien,en segundo lugar,nunca he faltado al respeto a nadie ni he criticado de mala manera al trabajo de nadie.
Sólo decirte que de lo que se desconoce nunca se debe opinar,pues mal entendiste mi comentario en el blog de sede,de la cual me encantan sus letras y a las que sigo con fruición.
También que pases por su blog,en su último post hago una aclaración sobre tal incidencia.
Yo si puedo decir que fuí criticado duro por ti sin merecerlo.
Saludos.

Erato dijo...

Precioso, Ruffino.Qué bonito. Un abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

Antoniatenea:

Sí, mi pequeño hijo Octavio de un año, que la madre decidió separar de mí porque terminé con la relación, pues ella no entendía algunos aspectos de mi vida: la poesía, la libertad bien entendida, la amistad en el arte... (fueron cuatros años de locos)

Sobre lo que dices de éste, mi segundo país, pues bien: sois testigo ocular de la grandiosidad de esta tierra costarricense única en muchos aspectos, entre ellos: el sistema democrático y sin ejército desde hace 60 años, su ecología exuberante, la manera de ser de la gente...

Bailar bajo la lluvia, sí, eso hacemos aquí desde pequeños. Algunas veces en mi solar me lanzó al aguacero para recordar...

Un placer contar con tu valioso aporte,

Besos,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Isabel: maravillado con tu mundo romano, en especial sobre la mujer romana. Es tu espacio para irlo digiriendo a poquitos, pues brindas mucha información valiosa sobre la mujer en esa época imperial.

Sobre el texto mío: así es y será, esperamos ganarnos ese privilegio de ser recordados durante mucho tiempo en los que nos sobrevivan, y por qué no: en la memoria colectiva si algo de nosotros ha de trascender por medio del arte.

Un beso,

Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Erato: Gracias por venir nuevamente. Un honor.

Besos,
Frank.

FRANK RUFFINO dijo...

Patxi: por ello te di el beneficio de la duda: sabía que no podía ser esa expresión tuya. Así, aclaradas las cosas, te pido disculpas y borrón y cuenta nueva. Pronto acudiré también a tu espacio a leer tus poemas.

Un abrazo fraterno en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Trasladaré este comentario a tu blog y al de Carmen, así creo, te reivindicaré.

Rossi dijo...

Frank, Frank poeta: sobre decir, sobra decir, estoy maravillada con todos estos poemas.

Un beso,
Rossi.

FEEDJIT Live Traffic Feed