Seguidores

lunes, 30 de noviembre de 2009

Las aves te creen un dios sin mirada


a Alexánder Obando

Las aves te creen un dios sin mirada
pero que espanta donde
se encorvan los hombres
a hacer sus milagros.
Hay en ti algo de vela dormida,
veleta cruz inmóvil,
pero si los volados supieran
que eres el señor más bueno
de tantas semillas,
si supieran que pueden
hasta anidar en tus bolsillos secretos
y hacer atalaya de tus brazos
hacia acá y allá en horizontes,
si supieran tu boca enmudecida
y tus manos sin respuesta
y tus pies imposibles,
entonces el hombre te cogería
por tus retazos y te echaría de su trigo
y él mismo extendería sus brazos
hasta ser el dios incomprensible del espanto!

(Del libro "Fingida lágrima", Editorial Alquimia, 2003).

4 comentarios:

Alexánder Obando dijo...

Frank:

Muy halagado por la dedicatoria. Infinitas gracias.

Me queda una duda: ¿este poema es del 2003? Increíble, yo no tenía noticia de él.

De nuevo, gracias.

Frank dijo...

Sí, Alexánder: del poemario "Torres de vigilias" y "Fingida lágrima" (dos textos), publicado por Sociedad Editora Alquimia 2000 S.A., de don Jorge Zeledón Pacheco.
Como he estado al margen de cenáculos, talleres literarios y otras tribus culturales homófagas y endogámicas, apenas si tienen noticias de uno mismo como vate callejero que soy (de cantina). Si algo de mi poesía ha salido adelante se lo debo a ella misma, todavía así, siento no he logrado nada y algunas veces me arrepiento de haber escrito tal o cual cosa.

El segundo lugar de "Viaje de ausentes" en un concurso internacional se constituyó en un espaldarazo, aún así la mezquindad se volvió más cruel contra mi incipiente obra y ni La Nación, por medio de Áncora (aunque Debbie Ponchner sí publicó media página en Artes y Letras y estoy agradecido con ella y ese medio), sacó ni una sola línea porque al señor Hurtado Oviedo no le cuadraba mi poesía, poniendo en práctica lo peor que le pueden dar a un artista: latigazos de indiferencia.

También “Canto sin nombre” fue uno de los poemarios premiados en el Certamen Brunca (tercer lugar). Ganaron dos hermanos "pezeteros" de apellido Quirós Mena y con títulos similares donde la lluvia inundó todo, por ello, creo, fue que vos te referiste a esa actividad como “árida”.

Este poema te lo dedico ahora porque sos la persona idónea para ese texto si a alguien tenía que ser dedicado.

Un abrazo,
Frank Ruffino.

P.D. Espero estar a finales de enero en el lanzamiento de la segunda edición de “El más violento paraíso”. Ahí mismo lo adquiriré para aportar aunque sea un grano de arena a la aventura editorial que es Lanzallamas. Estos tipos son ganosos y luchones, no se les puede dar la espalda.

Alexánder Obando dijo...

Gracias, Frank por tu explicación. Lamentablemente este país es extraño y enemigo de sus artistas. Entre más se esfuerza uno, más es rechazado. Pero como dice por ahí un amigo, "Nos queda la dignidad de saber que nos opusimos".

A pesar de todo, me alegro mucho por tus premios y ojalá vengan más en camino. Todo ello es prueba de que lo estás haciendo bien.

Un abrazo fraterno y me encantaría poder contar con tu presencia en la presentación de EMVP.

Frank dijo...

Ya yo me había invitado solo (jejejeje). Pero ahora que vos formalizas dicha invitación no tengo cómo quitarme el tiro.

Saludos,
Frank.

P.D. Gracias por tu noble complicidad con mi loco guarillo.

FEEDJIT Live Traffic Feed