Seguidores

lunes, 30 de noviembre de 2009

El camino

Somete a los peregrinos
a su régimen de aguapan.

Inocula las ansias por el regreso.

Esconde en sus oscuros y angostos
pasos bandoleros desfigurados,
y a los ciegos pone obstáculos siniestros.

Cada cierto trecho
deja dibujados corazones amarillos
como advertencia.

Exhibe sus pancartas verdes
con letras blancas diciendo lo lejos o cerca
de la libertad de los sitios.

Extravía a los poco resueltos de juicio:
para combatirlo
se requiere una legión de mapas.

Llevó a infinidad de seres a otros
destinos ni presentidos:
como a infantes los tomó de la mano
y los abandonó donde quiso.

Tornó en juego de obstáculos
donde gente sin rostro
descendió a un despeñadero amargo.

Visó a negros trenes hacia campos grises.

Pero más allá de todo
el camino con su disciplina atroz
borrará un día su cuerpo de gusano terco
y se le perderá el rastro entre los astros.

(Inédito, 2009)

4 comentarios:

luciernaga_poeta dijo...

Este sencillamente me ha encantado, tiene luz propia este poema, me trae muchísimas imágenes.
Gracias por traerlo poeta.
Un abrazo
Cecy

Frank dijo...

Cecy amiga: Siempre hay un camino entre las personas y las cosas, aveces fácil o las más de las veces tortuoso por múltiples causas.

Un abrazo.

Claudia Botero dijo...

Grcias por todo Frank, por tu inspiracion, por tu compania en esta extrana distancia internautica, por vivir asi y amar el arte.
Que la vida te llene y desborde,
abrazos por mil para ti.

Frank dijo...

Gracias a ti, hermana. Y que estos nortes nos unan a todos en el arte.

Un abrazo a ti y los tuyos,
Frank.

FEEDJIT Live Traffic Feed